Test de velocidad de VPNs: ¡Compara la velocidad de 40+ VPNs gratis!

Descubre cuál es la VPN más rápida en 2021

    • Resultados

    • Velocidad de subida media
    • Pérdida de velocidad de subida
    • Velocidad de descarga media
    • Pérdida de velocidad de descarga
    • Ping

    Cómo evaluamos las velocidades de las VPN

    Configuramos servidores en diferentes regiones del mundo, cada uno con 40+ VPNs instaladas. Cada varias horas, testeamos todas las VPNs en cada uno de los servidores. Recopilamos estos datos y actualizamos nuestra herramienta de test de velocidad para que puedas utilizarla para comparar el rendimiento de cada VPN desde diferentes lugares. También realizamos tests de velocidad sin estar conectados a una VPN para ver si alguna VPN disminuye la velocidad de la conexión y en cuánto.

    Sesiones nuevas

    Sesiones nuevas

    Todos nuestros tests empiezan con una sesión nueva, lo que significa que los resultados siempre son actuales y fiables. Nunca reutilizamos resultados antiguos; solo lo que vemos en tiempo real.

    Cuentas sin afiliación

    Cuentas sin afiliación

    Usar cuentas sin afiliación para realizar las pruebas garantiza que obtenemos resultados objetivos de los servicios VPN.

    Servidores seguros

    Servidores seguros

    Solo usamos servidores seguros para garantizar la precisión y legitimidad de nuestros datos.

    Las VPNs que evaluamos

    Analizamos y evaluamos más de 40 proveedores VPN y publicamos los datos para que puedas compararlos fácilmente usando nuestra herramienta. A continuación tienes algunas de las VPNs que puedes comprar:

    Regiones de servidores para los tests de velocidad

    Los servidores de nuestros tests de velocidad se encuentran en diferentes ciudades de todo el mundo:

    Amsterdam Frankfurt Hong Kong
    Jakarta Londres Madrid
    Milán Moscú Mumbai
    Nueva York, NY París Río de Janeiro
    San Francisco, CA Seúl Singapur
    Sídney Tokio

    Preguntas Frecuentes

    ¿Qué se considera una buena velocidad con una VPN?

    Las buenas VPNs tienen velocidades de 10 a 20% más lentas que la de tu conexión base. Suena a que se pierde mucha velocidad, pero en realidad es una pérdida pequeña y no se nota la diferencia. Si tu Internet suele ser algo lento, podrías tener que comprobar para asegurarte de que cumple los requisitos mínimos necesarios para navegar bien, ver vídeos en streaming, jugar online sin lag y descargar torrents cuando te conectas a tu VPN.

    • Streaming — Necesitas al menos 5 Mbps para ver vídeos en streaming en HD (aunque se recomienda 10 Mbps), y para ver streams en calidad Full HD, Ultra HD o 4K se necesitan al menos 25 Mbps.
    • Gaming — La mayoría de los juegos requieren unos 3 Mbps para jugar bien y sin lag.
    • Actividad torrent — Técnicamente, puedes descargar torrents con cualquier velocidad de Internet, solo que una velocidad lenta hace que los archivos tarden más en descargarse o subirse. Sin embargo, yo recomiendo al menos 10 Mbps de descarga y 3 Mbps de subida para la actividad torrent y P2P para que los archivos no tarden demasiado en descargarse.
    • Navegación — Si solo quieres una VPN para navegar por Internet con privacidad y anonimato, leer el correo y usar redes sociales, con 3 Mbps te irá bien.

    ¿Una VPN ralentiza mi conexión a Internet?

    La mayoría de defensores de las VPNs te dirán lo contrario, pero todas las VPNs ralentizan un poco tu conexión a Internet. Sin embargo, la pérdida de velocidad casi no se nota con las buenas VPNs.

    Es normal que las VPNs ralenticen algo tu conexión a Internet porque añaden distancia adicional al recorrido de tu tráfico de Internet, al viajar tus datos hacia el destino del servidor VPN (esto es importante porque es lo que protege tus datos). En vez de ir desde A (tu dispositivo) hasta B (tu web de destino), el tráfico VPN va desde A (tu dispositivo) a B (un servidor VPN y de ahí a C (tu web de destino). Como los datos recorren más distancia, tardan un poco más en llegar a su destino, por lo que tu conexión es algo más lenta – pero, de nuevo, hablamos de poquísimo tiempo.

    Por estos motivos se habla de pérdida de velocidad en valores porcentuales. En vez de darte un montón de cifras que no te dicen nada sobre tu conexión, te mostramos un porcentaje de ralentización que puedes aplicar a la velocidad base de tu conexión para hacerte una idea de la velocidad de la VPN.

    Hay un par de cosas que puedes hacer para aumentar tu velocidad, incluyendo elegir una VPN que esté demostrado que sea rápida, conectarte a servidores que estén cerca de ti y elegir el protocolo VPN más óptimo.


    ¿Cómo aumento mi velocidad VPN?

    Existen varias formas de aumentar tu velocidad cuando usas una VPN. Puedes conectarte a un servidor cercano, asegurarte de que usas el protocolo de seguridad adecuado, usar funcionalidad de tunelizado dividido, elegir una VPN más rápida o probar usando un rúter VPN.

    • Conéctate a un servidor local — Conectarte a un servidor cercano tu velocidad es más rápida ya que tus datos recorren menos distancia. Tu tráfico tiene que viajar hasta el servidor VPN que elijas, por lo que mientras más lejos esté, más lenta será tu conexión.
    • Elige el protocolo VPN más rápido — La velocidad de cada protocolo VPN es diferente ya que cifran y descifran tus datos de un modo diferente, por lo que cambiar de protocolo a veces puede mejorar la velocidad de la conexión. IKEv2 es relativamente rápido, pero está disponible en menos plataformas que OpenVPN y es más fácil para los administradores de redes y los cortafuegos bloquearlo, por lo que no lo recomiendo si tienes pensado usar tu dispositivo en tu universidad o en tu trabajo. OpenVPN es ligeramente más lento pero es mucho más difícil de bloquear y está disponible para la mayoría de los dispositivos. WireGuard hoy por hoy es el protocolo más rápido (y el que te recomiendo utilizar), pero solo unas pocas VPNs lo ofrecen, y CyberGhost es una de ellas.
    • Utiliza tunelizado dividido (split tunneling) — Esta funcionalidad te permite cifrar el tráfico de aplicaciones determinadas en lugar de todo lo que sale de tu dispositivo, por lo que puedes enviar una parte de tu tráfico a través de la VPN y el resto a través de tu conexión normal (ligeramente más rápida). En otras palabras: puedes proteger la información que necesitas sin ralentizar todo tu tráfico.
    • Prueba usando un rúter VPN — Los rúteres VPN pueden aumentar la velocidad de tu conexión VPN ya que protegen todos tus dispositivos automáticamente. Esto hace que tu ordenador no tenga que emplear recursos en cifrar tu tráfico y ejecutar la aplicación VPN en segundo plano (tareas que consumen recursos de tu dispositivo y pueden ralentizar tu experiencia, especialmente en dispositivos más antiguos).

    Los rúteres VPN son una forma excelente de proteger todos los dispositivos que quieras a la vez, incluso dispositivos que de otro modo no son compatibles con VPNs (ya que solo tienen que conectarse a la WiFi, la cual ya estará protegida por la VPN). Sin embargo, pueden ser algo caros en comparación con simplemente pagar por una aplicación VPN, y no son portátiles ya que te limitan al lugar donde tienes el rúter conectado.


    ¿La velocidad de las conexiones VPN es diferente según el dispositivo?

    No, la velocidad de la conexión VPN es la misma en los diferentes dispositivos.

    La velocidad de tu procesador (CPU) podría afectar ligeramente a tu velocidad VPN, pero no deberías notar mucha diferencia entre un dispositivo y otro.

    Si tienes un dispositivo bastante antiguo con poca memoria, podría costarle ejecutar tu aplicación VPN, pero los dispositivos modernos no deberían tener ningún problema. Las buenas VPNs tiene aplicaciones específicas para los diferentes sistemas operativos (Windows, macOS, iOS, Android, Linux e incluso extensiones para los navegadores Chrome, Firefox y otros), así que obtienes el mejor rendimiento ya sea que utilices un PC, un iPhone o el dispositivo que sea.


    ¿Por qué es tan lenta la velocidad de mi conexión VPN?

    1. Podrías estar conectado a un servidor sobrecargado. Las VPNs que tienen una red de servidores no muy grande pueden sobrecargarse fácilmente. Conectarte a otro servidor de la misma región debería resolver el problema.
    2. Las velocidades de la conexión VPN también pueden verse afectadas por estar conectado a un servidor que está muy lejos de ti. Como explicamos antes, se debe a que el tráfico de la conexión tiene que viajar más distancia para llegar al servidor, lo cual lleva más tiempo y hace que tu velocidad sea más lenta. Puedes probar desconectándote del servidor al que estés conectado y conectándote a otro más cercano para ver si la velocidad mejora.
    3. Suele ser buena idea pasar a un protocol de seguridad más rápidoprueba una VPN que utilice el rapidísimo protocolo WireGuard o si no OpenVPN, el cual ofrece una buena combinación de velocidad y seguridad. CyberGhost ofrece tanto WireGuard como OpenVPN, así que puedes utilizar el que mejor te funcione a ti.
    4. Algunas VPNs (como las VPNs gratis) limitan tu ancho de banda, lo que se traduce en velocidades más lentas. Si ese es tu caso, conéctate a una VPN más rápida que ofrezca ancho de banda ilimitado para ver si se resuelve el problema. ¡Recuerda que puedes aprovechar las garantías de reembolso para probar VPNs sin ningún riesgo para tu bolsillo!