Las entradas publicadas en esta página corresponden a compañías que ofrecen una compensación a este sitio web. Para más información, lee la Declaración sobre publicidad.
Información:
Análisis profesionales

vpnMentor contiene análisis y valoraciones escritos por los revisores de nuestra comunidad, basados en una evaluación profesional e independiente de los productos/servicios.

Propiedad

vpnMentor es propiedad de Kape Technologies PLC, que es propietaria de los siguientes productos: ExpressVPN, CyberGhost, ZenMate, Private Internet Access e Intego, de los que hemos podido escribir una reseña en esta página web.

Comisiones de afiliados Publicidad

vpnMentor contiene análisis escritos por nuestros expertos que siguen los estrictos estándares de evaluación que hemos adoptado (incluyendo los éticos). Estos estándares requieren que cada análisis se base en una evaluación independiente, honesta y profesional del investigador. Aunque podamos ganar una comisión cuando un usuario complete una acción utilizando uno de nuestros enlaces, esto no afecta en absoluto al análisis, aunque podría afectar las clasificaciones. Las clasificaciones se basan en la satisfacción de los clientes de ventas anteriores y la compensación recibida.

Pautas de nuestros análisis

Los análisis y opiniones publicados en vpnMentor están escritos por expertos que examinan los productos según nuestros estrictos estándares. Éstos garantizan que los análisis están basados en la opinión honesta, profesional e independiente del analista, y tienen en cuenta las capacidades técnicas del producto junto con su valor para los usuarios. Las clasificaciones que publicamos podrían tener en consideración las comisiones de afiliados que obtenemos por las compras realizadas a través de los enlaces de nuestra web.

Prueba de fugas de WebRTC y dirección IP

Descubre si WebRTC está filtrando tu dirección IP o si tu VPN está funcionando correctamente utilizando nuestra herramienta de prueba de fugas.

Por favor, elige una opción:

Esta herramienta detecta fugas de WebRTC en Chrome, Firefox, Brave, Opera y otros navegadores. Haz clic en "Comprobar fugas de WebRTC" para descubrir si WebRTC está filtrando tu información.

Esta herramienta detecta fugas de WebRTC en navegadores móviles

Desactiva tu VPN y haz clic en "Empezar Prueba"

Activa tu VPN y haz clic en "Completar Prueba"

Obteniendo resultados…

Detectado a través de TCP IP

Resultado de prueba de fugas de WebRTC

Tu ISP (proveedor de servicio de Internet) te asigna una dirección IP, la cual sirve para comunicarse con dispositivos de fuera de tu red local. Las direcciones IP se pueden detectar a través de TCP/IP.

Dirección IP pública (Detectado a través de TCP IP)

VPN desactivada:

No detectado

VPN activada:

No detectado

Tu rúter asigna direcciones IP locales a los dispositivos conectados a tu red, lo que les permite comunicarse.

Dirección IP local (Detectada a través de WebRTC)

VPN desactivada:

No detectado

VPN activada:

No detectado

Tu ISP (proveedor de servicio de Internet) te asigna una dirección IP, la cual sirve para comunicarse con dispositivos de fuera de tu red local. El navegador puede mostrar tu dirección IP pública si tienes habilitado WebRTC.

Dirección IP pública (Detectada a través de WebRTC)

VPN desactivada:

No detectado

VPN activada:

No detectado

La dirección IPv6 es un nuevo formato de dirección IP pública. Te la asigna tu ISP y es necesaria para la comunicación con dispositivos de fuera de tu red local.

Dirección IPv6 (Detectada a través de WebRTC)

VPN desactivada:

No detectado

VPN activada:

No detectado

Cámara: No detectado
Si tu dispositivo tiene cámara, se puede detectar si WebRTC está habilitado.
Micrófono: No detectado
Si tu dispositivo tiene micrófono, se puede detectar si WebRTC está habilitado.

¿Qué significan tus resultados?

Dirección IP pública (Detectado a través de TCP IP)

Esta es tu dirección IP pública detectada a través de TCP/IP. Las direcciones IP públicas son siempre detectables a través de TCP/IP, tanto si se trata de una dirección IP real como de una VPN. Lee más información sobre TCP/IP.

Dirección IP local (Detectada a través de WebRTC)

Nuestra herramienta no ha detectado tu dirección IP local. WebRTC no está mostrando tu dirección IP local a las webs que lo solicitan. Lee más información sobre las direcciones IP locales.

Dirección IP pública (Detectada a través de WebRTC)

Nuestra herramienta no ha detectado tu dirección IP pública. WebRTC no está mostrando tu dirección IP pública a las webs que lo solicitan. Lee más información sobre las direcciones IP públicas.

Dirección IPv6 (Detectada a través de WebRTC)

Nuestra herramienta no ha detectado tu dirección IPv6. WebRTC no está mostrando tu dirección IPv6 a las webs que lo solicitan. Lee más información sobre las direcciones IPv6.

Consejo: Pulsa CTRL+D para guardar esta página y poder comprobar rápidamente si tu conexión tiene fugas antes de navegar por Internet.

Cómo comprobamos si hay fugas de WebRTC e IP

Nuestra herramienta de prueba de fugas de IP y WebRTC muestra la información de la dirección IP que se envía automáticamente a nuestra página a través de TCP/IP y también por tu navegador a través de WebRTC.

Tus datos: nuestra herramienta de prueba de fugas de direcciones IP y WebRTC no almacena ni comparte ningún dato necesario para hacer cada prueba.

Una vez que nuestra herramienta haya reunido toda la información necesaria, evaluará rápidamente los datos y señalará cualquier posible fuga de WebRTC o VPN, incluyendo las siguientes:

  • Fugas de direcciones IP locales (detectadas a través de WebRTC)
  • Fugas de direcciones IP públicas (detectadas a través de TCP/IP)
  • Fugas de direcciones IP públicas (detectadas a través de WebRTC)
  • Fugas de direcciones IPv6 (detectadas a través de WebRTC)

Nuestra herramienta también analiza las cámaras y micrófonos de los dispositivos, que pueden detectarse a través de WebRTC.

Si nuestra herramienta no detecta ninguna fuga, eso significa que, o bien tu VPN está funcionando correctamente, o bien WebRTC está desactivada y no está transmitiendo ninguna información.

Nota: nuestra herramienta puede marcar la dirección IP de tu VPN como una posible fuga, pero esto también indica que tu privacidad está protegida y que WebRTC no está filtrando tu dirección IP real.

¿Qué es WebRTC?

La comunicación en tiempo real mediante la web (WebRTC) es una tecnología que permite la comunicación directa de audio y vídeo en Internet entre los navegadores y los dispositivos, sin necesidad de un servidor intermedio.

Dado que WebRTC no requiere el uso de un servidor intermedio, permite que los dispositivos se comuniquen y compartan datos de ida y vuelta a gran velocidad, lo que hace que tu experiencia en Internet sea más fluida.

Entre los usos más comunes de WebRTC se encuentran las videollamadas, el intercambio de archivos P2P o el alojamiento de transmisiones en directo en plataformas de redes sociales.

WebRTC está integrada en casi todos los navegadores, y no requiere la instalación de plugins externos. No obstante, para que WebRTC funcione correctamente, necesita compartir los datos del dispositivo entre los navegadores de los usuarios, incluyendo las direcciones IP públicas.

El principal problema de WebRTC es que puede comprometer la privacidad del usuario al exponer los datos de su dispositivo, como su dirección IP pública real, lo que podría permitir a terceros identificar al usuario.

WebRTC utiliza una tecnología llamada ICE (Interactive Connectivity Establishment) para detectar la dirección IP de tu dispositivo. Si WebRTC (usando ICE) puede detectar tu dirección IP real a través de tu dispositivo aunque estés conectado a una VPN, tu privacidad está comprometida.

Esto supone un grave problema para los usuarios a los que les preocupa su privacidad, ya que los pone en riesgo de ser identificados y rastreados.

¿Qué es una fuga de WebRTC?

Si estás conectado a una VPN pero una web puede detectar tu dirección IP real a través de WebRTC, este fenómeno se conoce como fuga de WebRTC.

Las fugas de WebRTC pueden ocurrir en casi todos los navegadores más populares, incluyendo Chrome y Firefox, entre otros. Este tipo de fuga a menudo se pasa por alto, pero supone una gran amenaza para tu privacidad, ya que tu ubicación real está expuesta.

Las webs y las plataformas (como los servicios de videochat) que utilizan WebRTC realizan solicitudes para ver tu dirección IP pública a través de WebRTC. Si no cuentas con la protección de privacidad adecuada (como una VPN fiable), las webs podrán ver tu dirección IP real y potencialmente rastrearte.

Puedes evitar las fugas de WebRTC desactivando manualmente WebRTC en tu navegador, o utilizando una VPN verificada y eficaz que pueda sustituir correctamente tu dirección IP real por una dirección IP virtual.

Desactivar WebRTC de forma manual puede causar problemas en algunas webs, por lo que puede que tengas que reactivar WebRTC cuando sea necesario y desactivarla cuando ya no la necesites. Sin embargo, es mucho más fácil salvaguardar tu privacidad utilizando una VPN que te proteja totalmente de las fugas de WebRTC.

Por desgracia, no todas las VPN están equipadas para evitar las fugas de WebRTC. Por eso, la mejor manera de evitarlas es utilizar una VPN con protección total contra fugas, como ExpressVPN o CyberGhost.

¿Qué es TCP/IP?

TCP/IP (Protocolo de control de transmisión/protocolo de Internet) es un conjunto de protocolos que permite a los dispositivos comunicarse y compartir datos a través de Internet. Básicamente, TCP e IP son lo que hace posible que Internet funcione.

TCP/IP implica muchas capas técnicas que se encargan de recoger los datos en un dispositivo (lo que se conoce como encapsulación), transmitir los datos de un dispositivo a otro a través de Internet y garantizar que el dispositivo receptor pueda leer los datos transmitidos (lo que se conoce como decapsulación).

El proceso de envío de datos mediante TCP/IP es algo así:

Para funcionar, todas las webs necesitan detectar las direcciones IP públicas a través de TCP/IP, y por eso nuestra herramienta de prueba de fugas de direcciones IP y WebRTC comprueba si hay fugas de direcciones IP públicas: si los resultados de la prueba muestran la misma dirección IP incluso con tu VPN conectada, significa que tu dirección IP real está expuesta y que tu VPN no está funcionando correctamente

Explicación de direcciones IP públicas vs. direcciones IP locales

Tu dirección IP local no puede usarse para localizarte, ya que no es única. En cambio, tu dirección IP pública sí es única y puede usarse para identificarte.

Estas son las principales diferencias entre las direcciones IP locales y las públicas:

Tu rúter asigna las direcciones IP locales a todos los dispositivos conectados a tu red, lo que le ayuda a comunicarse con todos los dispositivos y que estos puedan conectarse a la misma red (como cuando conectas tu smartphone a tu impresora inalámbrica).

Como las direcciones IP locales se reutilizan varias veces, este tipo de fuga no supone un gran problema para la privacidad. Los rúteres suelen reasignar las mismas direcciones IP locales a millones de usuarios en todo el mundo, por lo que incluso si tu dirección IP local se filtra, sería muy difícil rastrearte y llegar hasta ti.

Las direcciones IP públicas son asignadas por tu ISP (proveedor de servicios de Internet) y se utilizan para que otros dispositivos fuera de tu red puedan reconocerte. Básicamente, las direcciones IP públicas son como una identidad virtual que va unida a ti durante toda tu actividad online, permitiéndote enviar y recibir información a través de Internet. Dado que las direcciones IP públicas son únicas para cada usuario, si se filtra, puede exponer tu ubicación u otros datos personales.

VS.

¿Qué es una dirección IPv4 e IPv6?

Una dirección IPv4 (Protocolo de Internet versión 4) es una dirección única de 32 bits que identifica a un dispositivo dentro de una red. La dirección de 32 bits se compone de 4 números, entre 0 y 255, y cada uno va separado por un punto (por ejemplo: 112.234.56.78).

En los primeros años de Internet, para acceder a una web había que introducir tu dirección IPv4. Sin embargo, ahora utilizamos el sistema de nombres de dominio (DNS) para traducir el IPv4 de la web a palabras, ya que es mucho más fácil de recordar. Por ejemplo, «172.66.43.25» se traduce por «vpnmentor.com».

Como protocolo más reciente, IPv6 se introdujo para ampliar la escasez de direcciones IP posibles con IPv4. IPv6 utiliza direcciones de 128 bits compuestas por 8 conjuntos de dígitos alfanuméricos (números y letras) separados por dos puntos. Con este sistema, la cantidad de combinaciones de dígitos posibles es muy amplia, por lo que cada dispositivo puede tener su propia dirección IPv6.

Además, IPv6 ofrece una mayor seguridad y funcionalidad. Está diseñado para el cifrado de extremo a extremo y también admite protocolos de seguridad más avanzados. Por ahora, las velocidades son comparables entre IPv6 e IPv4, pero con las continuas optimizaciones, se espera que IPv6 sea más rápido.

Además, IPv6 es más eficiente: por ejemplo, permite el direccionamiento multidifusión, que ahorra ancho de banda al enviar medios a varios destinos a la vez. Por estas razones, está sustituyendo activamente a IPv4.

Sin embargo, como IPv6 no ha sustituido completamente a IPv4 (todavía puede tardar unos años en hacerlo) y algunas VPN no son totalmente compatibles con las direcciones IPv6, tu dirección IPv6 real puede filtrarse si tu VPN no es compatible con IPv6 o no evita activamente las fugas de IPv6.

¿Qué es una fuga de IPv4 e IPv6?

Una fuga de IPv4 ocurre cuando tu dirección IPv4 real está expuesta a pesar de estar conectado a una VPN, cuando tu VPN no ha reemplazado correctamente tu dirección IPv4 real por una dirección IPv4 virtual o WebRTC está filtrando tu dirección IPv4 real.

Una fuga de IPv6 es similar, pero puede ser el resultado de que tu servicio VPN no sea compatible con IPv6, no reconozca las direcciones IPv6 o no ofrezca una protección efectiva contra este tipo de fugas.

Cuando te conectas a tu VPN, la aplicación debería enmascarar tu dirección IP pública mientras enruta tu tráfico a través de uno de sus servidores privados. Sin embargo, si no lo hace, tu dirección IPv4 o IPv6 real quedará expuesta.

Las fugas de IPv6 son más comunes que las de IPv4. Muchas VPN no son compatibles con IPv6, lo que significa que las webs pueden seguir detectando tu dirección IPv6 real aunque tu VPN haya logrado cambiar correctamente tu dirección IPv4. Por ello, debes asegurarte de estar utilizando una VPN con protección contra fugas de IPv6 si tu ISP trabaja con él.

Las VPN como ExpressVPN y Private Internet Access ofrecen protección integrada contra fugas de IPv6, por lo que reducen el riesgo de este tipo de fugas.

Cómo solucionar y prevenir las fugas de IP y WebRTC en todos los dispositivos

Para evitar fugas de IP y WebRTC, puedes desactivar WebRTC en tu navegador o instalar una VPN con protección contra fugas. Sin embargo, es necesario activar WebRTC en el navegador para aquellas actividades que requieren el uso de la cámara y el micrófono, como las videollamadas.

Siempre puedes habilitar WebRTC temporalmente para ciertas actividades y desactivarla después para evitar futuras filtraciones.

Sin embargo, usar una VPN con protección contra fugas es la forma más sencilla de evitar que tu dirección IP real quede expuesta. Estas aplicaciones te permiten utilizar tu navegador como siempre, y sin tener que desactivar WebRTC de forma manual. Como la VPN redirige tu tráfico a través de una de sus IP privadas, tu actividad en Internet no podrá rastrearse hasta llegar a tu dirección IP pública real.

Cómo solucionar y prevenir las fugas de IP y WebRTC en tu PC o Mac

Desactiva WebRTC en tu navegador

Cada navegador tiene un proceso diferente para desactivar WebRTC. Dependiendo del que utilices, sigue los pasos adecuados a continuación para desactivar WebRTC y evitar que se filtre tu dirección IP.

Cómo desactivar WebRTC en Chrome
  1. Accede a la tienda web de Google Chrome. Escribe esta URL en la barra de direcciones de Chrome: https://chrome.google.com/webstore
  2. Obtén la extensión WebRTC Control. En el campo de búsqueda de esa página, escribe «WebRTC Control». La extensión de navegador debería ser el primer resultado: haz clic en «Añadir a Chrome» y luego en «Añadir extensión». Necesitarás esta extensión para activar y desactivar WebRTC.
  3. Haz clic para desactivar. Haz clic con el botón derecho del ratón en el icono de la extensión en la esquina superior derecha del navegador para cambiar sus opciones. Cuando esté desactivada, ya no debería aparecer un círculo azul alrededor del icono de la extensión.
Cómo desactivar WebRTC en Microsoft Edge:
  1. Navega hasta la configuración del desarrollador. Escribe «about:flags» en la barra de direcciones de Edge para localizar una lista de ajustes para desarrolladores.
  2. Haz clic en la casilla correspondiente. Al final de esa lista hay una casilla que dice «Ocultar mi dirección IP local en conexiones WebRTC». Por defecto, esa casilla debe estar desmarcada. Haz clic para marcarla y así desactivar WebRTC.
  3. Reinicia el navegador. Cuando los hagas, los cambios surtirán efecto.
Cómo desactivar WebRTC en Firefox:
  1. Escribe «about:config» en la barra de direcciones. A continuación, haz clic en el botón de la página de advertencia que dice «¡Acepto el riesgo!» Si solo haces el cambio especificado, el rendimiento de tu navegador no se verá afectado de ninguna manera. Esto debería dirigirte a una página que parece una hoja de cálculo.
  2. Comprueba si WebRTC está activada. Escribe «media.peerconnection.enabled» en el campo de búsqueda. Ese término debería ser ahora lo único que aparezca en la página. A la derecha de esa fila, en «Valor», te aparecerá «verdadero» si WebRTC está activada.
  3. Desactiva WebRTC. Para desactivarla, basta con hacer doble clic en cualquier lugar de la fila y cambiar el valor a «falso».
Cómo desactivar WebRTC en Brave:
  1. Ve a «Ajustes». En «Configuración», haz clic en «Avanzado» y luego en «Privacidad y Seguridad».
  2. Encuentra la configuración de WebRTC. La configuración se llama «política de manejo de IP de WebRTC», y tendrá un menú desplegable correspondiente con distintos ajustes.
  3. Selecciona «Desactivar UDP sin proxy». Esto impedirá que WebRTC funcione.
Cómo desactivar WebRTC en Opera:
  1. Ve a la configuración. Escribe «about:config» y pulsa la tecla Enter. A continuación, haz clic en «Configuración» y en «Mostrar configuración avanzada».
  2. Haz clic en «Privacidad y seguridad». Luego, busca donde dice «WebRTC».
  3. Selecciona «Desactivar UDP sin proxy». Así se desactivará WebRTC. A continuación, asegúrate de guardar los cambios.
Cómo desactivar WebRTC en Safari:
  1. Ve a las preferencias avanzadas. Haz clic en «Safari» en la barra de menús, luego haz clic en «Preferencias» y después en la pestaña que dice «Avanzado» (debería estar en la nueva ventana que se abre).
  2. Marca la opción «Mostrar el menú de desarrollo en la barra de menús». Una vez marcada, haz clic en la opción «Desarrollo» cuando esté visible en la barra de menús.
  3. Desactiva WebRTC. Haz clic en «WebRTC» en el menú desplegable y, a continuación, deshabilita la opción «Activar Legacy WebRTC API».

Instala una VPN con protección contra fugas integrada

Cuando utilizas una VPN fiable en tu PC o Mac, tu dirección IP real se sustituye por una dirección IP virtual. Como resultado, tu dirección IP real y tu ubicación quedan ocultas durante todas las actividades que hagas en Internet (como navegar, ver streams y descargar torrents).

Además, la función de protección contra fugas de la VPN te aporta una garantía adicional de que tu dirección IP real no quedará expuesta.

A continuación se explica cómo configurar una VPN en un PC o Mac
  1. Suscríbete a una VPN. Mi mejor opción es ExpressVPN por sus robustas prestaciones de seguridad. Puedes incluso probarla en tu PC o Mac sin riesgo alguno, ya que ofrece una garantía de reembolso de 30 días.
  2. Instala la VPN. Visita la página de descargas de la VPN, donde encontrarás las descargas para PC y Mac. Haz clic en la aplicación adecuada para tu dispositivo y sigue las indicaciones para instalarla. Todo el proceso me llevó menos de 3 minutos con ExpressVPN.
  3. Conéctate y evita las fugas. Solo tienes que conectar la VPN al servidor que elijas y disfrutar haciendo lo que quieras por Internet sin preocuparte de WebRTC o de las fugas de IP.

Programa pruebas periódicas de fugas de IP

Organizar pruebas de fugas de IP frecuentes te permitirá saber lo bien que tu VPN está protegiendo tu privacidad. Puedes volver a visitar esta herramienta cada vez que te conectes a tu VPN para asegurarte de que tu conexión sea segura: solo se tarda unos segundos en realizar una prueba, y la tranquilidad que te brindará merece la pena.

No obstante, también te recomiendo establecer un recordatorio de hacer una prueba de fugas una vez a la semana para saber si tu VPN te está protegiendo totalmente.

Cómo solucionar y prevenir las fugas de IP y WebRTC en tu iPhone o iPad

Aunque no puedes desactivar WebRTC de forma manual en las versiones más actualizadas de iOS, puedes proteger tu dirección IP real siguiendo los siguientes pasos.

Instala una VPN con protección contra fugas integrada

Una VPN para iOS te protege de las fugas desviando tus datos a través de sus direcciones IP privadas. Tu dirección IP real y tu ubicación están protegidas por la función de protección contra fugas de la VPN. Esto garantiza que no quedarás expuesto ante las webs, las miradas curiosas o los ciberdelincuentes.

Mi primera opción de una VPN con protección contra fugas es ExpressVPN. ExpressVPN ofrece una aplicación para iOS fácil de usar con un protocolo patentado ligero (Lightway) que es ideal para móviles y tablets.

CyberGhost es otra opción segura para iOS: todas las pruebas de fugas que he realizado han demostrado que enmascara tu IP de forma eficaz. Además, su aplicación para iOS es fácil de instalar y utilizar. La VPN ofrece también sus propios servidores NoSpy, que se encuentran en Rumanía, un país con leyes favorables para la privacidad. Para evitar la intervención de terceros, solo los empleados de CyberGhost tienen acceso a estos servidores.

A continuación se explica cómo usar una VPN en iOS:
  1. Suscríbete a la VPN. Visita la web de CyberGhost, elige un plan y crea tu cuenta. Puedes probar la VPN en iOS durante 45 días aprovechando su garantía de reembolso si te suscribes a su plan a largo plazo.
  2. Instala la VPN. Localiza la aplicación para iOS en la página de descargas de la VPN para comenzar la instalación.
  3. Conéctate y evita las fugas. Abre la aplicación VPN y selecciona un servidor para conectarte. Ahora puedes navegar por Internet, ver streams, descargar torrents y mucho más con la confianza de que tu IP no se filtrará.

Programa pruebas periódicas de fugas de IP

Organizar pruebas de fugas de IP frecuentes te permitirá saber lo bien que tu VPN está protegiendo tu privacidad. Puedes agregar esta página a marcadores en tu navegador y realizar una prueba diaria para asegurarte de que tu conexión VPN sea segura.

Incluso hacer una sola prueba de fugas a la semana te dará una buena idea de lo bien que te protege tu VPN.

Cómo solucionar y evitar las fugas de WebRTC e IP en tu dispositivo Android

Actualmente no es posible desactivar WebRTC de forma manual en un dispositivo Android, pero puedes tomar medidas para evitar que se filtre tu dirección IP real.

Instala una VPN con protección contra fugas integrada

Puedes proteger tu Android de las fugas enrutando tu tráfico a través de una VPN que ofrezca protección contra fugas. Esto garantiza que tu dirección IP real y tu ubicación queden ocultas durante tus actividades en Internet.

Un par de aplicaciones VPN para Android muy seguras son ExpressVPN y Private Internet Access (PIA). ExpressVPN tiene un protocolo fácil de usar y superrápido llamado Lightway que puedes usar en Android. Por otro lado, PIA ofrece una aplicación intuitiva para Android que te permite personalizar sus funciones de seguridad y privacidad. Por añadidura, cuenta con una enorme red de servidores, por lo que siempre tendrás acceso a conexiones rápidas y seguras.

A continuación se explica cómo instalar PIA en Android:
  1. Crea una cuenta. Dirígete a la página de inicio de PIA, selecciona un plan y sigue las indicaciones para registrarte. PIA te ofrece 30 días para probar la VPN con Android con su garantía de reembolso.
  2. Descarga la aplicación. Elige la aplicación para Android en la página de descargas de PIA y sigue las instrucciones de instalación. Debería llevarte solo unos minutos.
  3. Conéctate y evita las fugas. Elige un servidor y activa la VPN para evitar fugas de WebRTC e IP mientras navegas por Internet.

Programa pruebas periódicas de fugas de IP

Organizar pruebas de fugas de IP frecuentes te permitirá saber lo bien que tu VPN está protegiendo tu privacidad. Agrega esta página a marcadores en tu navegador y haz una prueba diaria para asegurarte de que tu conexión VPN sea segura.

Hacer pruebas de fugas semanales también te ayudará a hacerte una buena idea de la eficacia de tu VPN para proteger tu privacidad.

Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo saber si mi dirección IP está siendo filtrada?

La forma más rápida de averiguar si tu dirección IP pública tiene fugas es hacer una prueba de fuga de IP.

La herramienta de prueba de fugas de vpnMentor busca fugas tanto de WebRTC como de VPN, y te avisará si detecta alguna fuga de direcciones locales, públicas o IPv6.

¿Qué es WebRTC y es segura?

WebRTC es una función integrada en la mayoría de los navegadores que permite a tu dispositivo comunicarse con otros dispositivos sin necesidad de un servidor intermediario.

Es una función totalmente legítima que tiene muchos usos, como videollamadas y transmisión en directo en plataformas de medios sociales. Para que WebRTC funcione, es necesario acceder a información detallada, incluyendo tu dirección IP real y el tipo de dispositivo.

Aunque WebRTC no es maliciosa, la cantidad de datos a los que tiene acceso puede suponer un riesgo para la privacidad, sobre todo si se utiliza una VPN. Una vulnerabilidad en el software puede hacer que WebRTC filtre tu dirección IP real incluso si estás conectado a una VPN, por lo que es importante que los usuarios preocupados por su privacidad comprueben las fugas de WebRTC antes de navegar por Internet.

¿Debo desactivar WebRTC en mi navegador?

Depende del uso que le des a tu dispositivo. WebRTC puede ser una herramienta muy útil, ya que te permite comunicarte con compañeros a través de llamadas de voz y vídeo, publicar contenido en directo en redes sociales, etc.

Sin embargo, si no utilizas tu dispositivo para este tipo de comunicaciones, desactivar WebRTC puede ayudarte a evitar fugas de IP innecesarias. Además, siempre puedes habilitarla cuando lo necesites; solo tienes que acordarte de desactivarla después para garantizar tu protección.

¿Cómo puedo evitar las fugas de WebRTC y de direcciones IP?

El método más sencillo para evitar las fugas de WebRTC y de direcciones IP es utilizar una VPN con una protección fiable contra las fugas.

Dado que una VPN protege tus datos personales y tu ubicación, puedes seguir utilizando tu navegador con WebRTC activada y sin limitaciones. Solo tienes que asegurarte de hacer una prueba de fugas con tu VPN para cerciorarte de que de verdad está enmascarando tu dirección y evitando cualquier fuga de WebRTC.

También puedes desactivar WebRTC de forma manual, ya sea instalando una extensión externa de deshabilitación de WebRTC o deshabilitando WebRTC de forma manual en la configuración de tu navegador. No obstante, desactivar WebRTC puede hacer que algunas webs y servicios online no funcionen correctamente.

Programar pruebas de fugas puede ayudarte a ver si tu dirección IP real está expuesta. Puedes realizar una prueba de fugas para asegurarte de que su conexión sea segura antes de navegar por Internet.

¿Cómo puedo evitar las fugas de WebRTC e IP en Chrome?

Tendrás que añadir una extensión de desactivación WebRTC en Chrome, como WebRTC Control. Con la extensión, podrás activar y desactivar WebRTC en tu navegador.

Sin embargo, también puedes evitar las fugas de WebRTC en Chrome utilizando una VPN de confianza que cambie tu dirección IP real por una dirección IP virtual, evitando así que se filtre tu IP original y tu ubicación real.

¿Pueden producirse fugas de WebRTC en dispositivos Android e iOS

Por desgracia, sí: las fugas de WebRTC pueden ocurrir en Android, iOS y cualquier otro dispositivo móvil. Tanto Android como iOS tienen navegadores que utilizan WebRTC (Chrome y Safari).

No se puede desactivar WebRTC en los dispositivos Android o iOS, como se puede hacer con los PC y Mac. No obstante, puedes proteger tu dirección IP real instalando una aplicación VPN. Una VPN sustituirá tu dirección IP pública real por una dirección IP virtual, de modo que las webs no puedan ver o rastrear tu dirección IP real.