Cuatro maneras sencillas de ocultar tu dirección IP [Actualizado en 2019]

Mantener tu dirección IP fuera del alcance de otros es de vital importancia en el mundo de hoy, especialmente si tienes poca tolerancia frente a spam, anuncios personalizados, restricciones geográficas y demás intrusiones a tu privacidad. En este artículo te informaré sobre cuatro métodos sencillos que ocultarán tu dirección IP a ojos indeseados y garantizarán tu anonimato en Internet.

¿Qué es una dirección IP?

Piensa en tu dirección IP como tu documento de identidad en el espacio digital, una parte fundamental y valiosa de tu existencia en la red. Tu IP es el medio por el que eres capaz de intercambiar comunicación con el resto de dispositivos de Internet, y al igual que sucede con los documentos de identidad, se te da una dirección IP (generalmente lo hace tu ISP). Esto sucede porque existe un número finito de direcciones disponibles, para ser exactos 4.294.967.296 bajo IPv4.

Al igual que no le das tu documento de identidad a cualquiera, no te interesa mostrar tu dirección IP. Cada día más usuarios se ven en una situación en la que preferirían, por no decir que necesitan, ocultar sus direcciones por un motivo u otro.

¿Por qué ocultar mi dirección IP?

Existen varios motivos importantes para falsear tu dirección IP. Los tres principales son:

  • Por privacidad.
    El de mayor importancia es mantener tu anonimato en Internet intacto, en ocasiones incluso por necesidad. A veces se suele utilizar el argumento de «no tengo nada que ocultar», pero en realidad no se trata de eso. La lamentable realidad es que un montón de cosas pueden usar tu dirección IP para sus propios fines, desde mostrarte anuncios personalizados hasta otras actividades más siniestras – y créeme que lo harán. Al igual que coger una gripe, los ataques a la privacidad digital le pueden ocurrir a cualquiera. Ocultando tu dirección IP haces mucho más difícil que terceros interesados rastreen tu ubicación geográfica.
  • Para acceder a contenido geográficamente restringido.
    Aunque muchos opinan que las leyes de copyright son arcaicas, ello no cambia el hecho de que cierto contenido en Internet está bloqueado debido a restricciones geográficas. Ocultando tu propia dirección IP y eligiendo una que te permita eludir este obstáculo podrás disfrutar de plataformas Premium, como la versión americana de Netflix, HBO o el iPlayer de la BBC, sin importar tu ubicación actual.
  • Para evitar tener y dejar una huella digital. 
    En términos simples, una huella digital es la recopilación de tus datos a medida que realizas cualquier tipo de actividad en Internet. Puede ser pasiva o activa, consistiendo esta última en tu aportación voluntaria de información en webs o redes sociales. Ocultar tu IP evita principalmente la huella digital pasiva, haciendo prácticamente imposible la recopilación de datos (asumiendo que tu método sea suficientemente efectivo).

Método 1: WiFi pública

Utilizar WiFi pública es la manera más sencilla de ocultar tu dirección IP. Al utilizar la dirección IP de la red en cuestión, la cual comparten cientos de usuarios cada día, estás prácticamente ocultándote a plena vista. Dicho esto, la red pública de WiFi puede plantear algunos riesgos de seguridad importantes.

Por supuesto, este método no será de gran ayuda si estás intentando eludir restricciones geográficas, por no mencionar que tu privacidad corre un gran riesgo al utilizar WiFi pública (hackear una red pública no asegurada es tan fácil que hasta un niño de 11 años puede hacerlo).

Método 2: Servidores proxy

Los Proxies son otra manera de ocultar tu dirección IP ya que proporcionan una puerta de acceso a tu dispositivo para poder conectarte a contenido que de otra manera tendrías filtrado o restringido. Las principales características que dan mérito a los proxies son la accesibilidad y el anonimato que te proporcionan (siempre que puedas confiar en el que elijas).

En la práctica, usar proxies es bastante arriesgado. Siempre existe la posibilidad de que tu proxy se ejecute en una máquina comprometida, e incluso si ese no es el caso nunca puedes estar seguro de que tus datos no están siendo interceptados de alguna forma – por no mencionar la velocidad de caracol a la que se navega por Internet usando la mayoría de proxies. Si tu objetivo es descargar o ver contenido que requiere de un gran ancho de banda, no te sirven.

Método 3: El navegador Tor

Aunque puedes utilizar Tor – y de manera muy efectiva, debo añadir – para acceder a prácticamente cualquier rincón de Internet manteniendo tu IP oculta, moverse a través de relés, mecanismos de cifrado y onion relays o «relés cebolla» es de todo menos fácil. Como lo que te interesa son soluciones simples, recomendaría utilizar el navegador Tor.

La versión de Firefox, especialmente diseñada con el objetivo de ofrecer navegación Tor a usuarios de todos los niveles, funciona de maravilla en lo que a cubrir tus huellas en Internet se refiere. Dicho esto, mentalízate que la navegación será más lenta que de costumbre ya que Tor afecta a la velocidad de tu conexión.

Método 4: Una VPN, la mejor forma de ocultar tu IP

Si lo que quieres es una manera eficaz, fiable y sencilla de ocultar tu dirección IP, un servicio VPN sólido es la mejor opción. Optando por un proveedor de VPN serio te beneficiarás de la trifecta de ventajas que estás buscando: privacidad, anonimato y acceso total a la vez que te beneficias de una conexión segura y de alta velocidad.

Aunque puedes usar una VPN gratuita, sale más a cuenta pagar un buen servicio. Las VPN gratuitas suelen recopilar tus datos y no ofrecen el mismo ancho de banda o acceso a contenido geográficamente restringido que las mejores. Como regla general evita las VPN gratuitas; podrías acabar sufriendo el mismo problema que intentabas evitar en primera instancia.

Por si fueran pocos motivos, utilizar una VPN también es la manera más efectiva de desbloquear toda una serie de plataformas populares como Netflix, HBO o ESPN entre otras, gracias a la gran oferta de ubicaciones de servidores disponible. Además, las VPN ayudan enormemente a eludir obstáculos mayores, como el Gran Cortafuegos de China. Resumiendo, una VPN ocultará con éxito tu dirección IP y te protegerá en Internet. Incluso puedes comprobar si tu dirección IP está oculta con nuestra Prueba de filtrado de dirección IP.

Si te interesa una VPN sólida y fiable, nuestras mejores VPN tienen reseñas de miles de usuarios y pueden ocultar eficazmente tu dirección IP.

¿Fue útil? ¡Compártelo!
¡Espera! Nord ofrece 75% de descuento en su VPN