7 Peligros ocultos de usar VPNs gratuitas en 2019

A todo el mundo le gusta lo gratis, por lo que no es de extrañar que algunas de las VPNs más populares sean aquellas que se anuncian como gratuitas.

Por desgracia, nada existe sin un coste u otro, y las VPNs gratuitas no son una excepción. Puede que no pagues en dólares, pero usar una VPN gratuita tiene su precio.

Algunos de estos costes sólo son inconvenientes, pero otros son verdaderamente peligrosos.

A continuación mostraremos los peligros potenciales de descargar una VPN gratuita para que puedas tomar decisiones mejor fundamentadas y más inteligentes sobre cuál es la VPN adecuada para ti.

Como verás, las VPNs gratuitas no sólo no consiguen acceder a las webs georestringidas que te interesan sino que también ponen en riesgo tu seguridad y privacidad; irónicamente, justo lo contrario de lo que te interesa que te ofrezca tu VPN.

Al final siempre terminas pagando por tu VPN gratuita – aunque no de la forma que piensas

Algunas desventajas de usar una VPN gratuita son:

1. Ponen en peligro tu seguridad

Una de las finalidades principales de una VPN es protegerte de hackers, por lo que es seriamente alarmante descubrir que existen VPNs que pueden poner en peligro tu seguridad.

Lamentablemente, ese resultó ser el caso cuando un estudio sobre 283 VPNs reveló que, entre otros proveedores, Betternet, SuperVPN, y CrossVPN contenían malware. De hecho, el 38% de las VPNs del estudio mostró signos de estar infectadas.

Imagen: Es mucho más probable que una VPN gratuita contenga malware que una de pago. Un rango AV de más de dos se considera un indicador fiable de que la app contiene malware.

La mayoría del malware está relacionado con la publicidad, cosa que tiene sentido considerando que las VPNs gratuitas no tienen la fuente de ingresos obvia de las VPNs de pago. Este también es el motivo de que una VPN que limite la cantidad de datos que puedes utilizar probablemente sea menos peligrosa que una que promete un producto gratuito sin ningún inconveniente obvio.

La VPN gratuita Hola también está plagada de problemas de seguridad. Aparte de una importante estafa de botnet, el hecho de que redirija el tráfico a través de los ordenadores de sus usuarios (en lugar de a través de sus propios servidores) implica que otra persona podría usar tu dirección IP para realizar actividades ilegales o de dudosa naturaleza.

2. Monitorizan tu actividad de Internet

Opinamos que esta es la peor ofensa que puede cometer una VPN, y por desgracia es la más común.

Uno de los motivos principales de que utilices una VPN probablemente sea para proteger tu privacidad al navegar por Internet. Por eso es muy irónico que el estudio mencionado también haya descubierto que el 72% de las VPNs gratuitas tienen rastreadores/software de monitorización de terceros integrado.

Imagen: Sólo el 28% de las VPNs resultó estar libre de rastreadores de terceros, lo que significa que el 72% recopila información de tu actividad en Internet.

Estos rastreadores se utilizan para recopilar información sobre tu actividad online, por lo general para poder mostrarte anuncios personalizados.

De ese modo, básicamente, en vez de proporcionarte privacidad las VPNs hacen exactamente lo contrario al recopilar tu información y venderla al mejor postor.

Aunque algunas VPNs ocultan el hecho de que venden tu información, otras lo admiten en su política de privacidad. Por ejemplo, esto es parte de la política de privacidad de Psiphon:

Imagen: La VPN gratuita Psiphon afirma explícitamente: «En ocasiones utilizamos anuncios para financiar nuestro servicio, los cuales pueden usar tecnología como cookies y web beacons. El uso de cookies por parte de nuestros socios publicitarios les permite a ellos y a sus socios mostrar anuncios basándose en tu uso de datos».

Esto es de la de Hoxx:

Imagen: «Al utilizar los servicios, usted afirma estar al tanto de, consiente y afirma estar de acuerdo con que podamos recopilar, procesar y usar la información que usted nos proporciona y con que dicha información sólo pueda ser utilizada por nosotros o por terceros bajo…»

Cabe destacar que muy pocas VPNs de pago resultaron tener rastreadores, no sólo al compararlas con VPNs gratuitas sino también al compararlas con otras aplicaciones en general. Esto significa que, en la mayoría de los casos, cuando pagas por un plan premium, realmente obtienes la privacidad por la que estás pagando. 

3. No consiguen desbloquear Netflix

Actualmente no existe ninguna VPN gratuita que consiga acceder a Netflix de forma fiable.

Sí, es posible conseguir acceder a Netflix ocasionalmente usando Tunnelbear, pero su éxito no está para nada garantizado. En la mayoría de los casos te encontrarás con un mensaje de error.

Imagen: Mensaje de error con el que generalmente se encuentran los usuarios de VPNs gratuitas cuando intentan superar la restricción geográfica de Netflix.

Además, el paquete gratuito de Tunnelbear está limitado a 500 MB al mes, lo cual ni siquiera es suficiente para ver una película completa.

De forma similar, ProtonVPN puede desbloquear Netflix usando algunos servidores determinados, pero dado que ralentiza la velocidad de tu conexión a Internet deliberadamente, probablemente te vuelvan loco las esperas por buffering antes de que puedas terminar de ver un episodio completo de Orange is the New Black o tu serie favorita.

Windscribe y Hotspot Shield ofrecen acceso a Netflix, pero sólo a los suscriptores de sus versiones de pago.

Es un inconveniente, pero la realidad es que recibes aquello por lo que pagas. Eludir el bloqueo de VPNs de Netflix requiere muchos recursos y una gran dedicación, y los proveedores de servicios VPN no están dispuestos a regalar todo eso gratis.

4. Limitan la cantidad de datos que puedes utilizar

Como mencionamos antes, algunas de las principales VPNs gratuitas limitan la cantidad de datos que permiten utilizar a los usuarios de su versión gratuita. Lo hacen para conseguir que pruebes el servicio, pero pronto te acabas dando cuenta de que para recibir realmente el servicio que necesitas, tienes que pasar a un plan de pago. Es una estrategia bastante inteligente.

Este modelo, además de TunnelBear, también lo usa Hide.me (límite de datos de 2 GB).

Imagen: Hide.me no sólo limita tus datos; también limita tu ancho de banda y te ofrece menos ubicaciones de servidores, protocolos y conexiones simultáneas que las que ofrece a sus clientes de pago.

5. Ralentizan tu Internet

Que tu velocidad de Internet se vea afectada es un problema con el que te encontrarás con una gran cantidad de VPNs de baja calidad. Sin embargo, que el servicio ralentice deliberadamente tu velocidad es bastante insultante.

Esa es la estrategia de ProtonVPN. Aunque Proton ofrece una seguridad excelente, para que los usuarios de su versión gratuita pasen al plan de pago, el servicio prioriza a los suscriptores de la de pago – lo que significa que tu velocidad de Internet irá a velocidad de caracol.

Imagen: Al menos ProtonVPN dice abiertamente que ralentiza la velocidad de Internet de sus usuarios de la versión gratuita.

Otra forma que tienen las VPNs gratuitas de ralentizar la velocidad de tu Internet es mostrándote anuncios (más información abajo) y limitando tu ancho de banda.

6. Te bombardean con anuncios

El motivo de que algunas VPNs gratuitas opten por esto es bastante obvio; ya que sus usuarios no pagan una suscripción mesual, las empresas necesitan otra forma de generar ingresos.

Betternet es un proveedor que usa este modelo. Aunque en su web afirma no mostrarte molestos anuncios, la realidad es que los anuncios aparecen de forma emergente cada vez que te conectas.

Imagen: Betternet afirma no mostrar anuncios.

Imagen: En la práctica, los usuarios se encuentran con anuncios cada vez que conectan la VPN.

De forma similar, la app gratuita de Hotspot Shield está plagada de anuncios, un problema que ha ocasionado un montón de quejas entre nuestros lectores.

Los anuncios no sólo son molestos sino que también ralentizan la velocidad de tu Internet o te llevan a páginas web maliciosas.

Además, ya que a los publicistas les gusta centrarse en usuarios determinados, la existencia de anuncios hace sonar alarmas en lo que respecta a la privacidad del usuario. En otras palabras, si tu VPN te muestra anuncios, probablemente también comparta información sobre tu actividad en Internet con terceros.

7. Venden tu ancho de banda

Además de mostrarte anuncios, la VPN Hola descubrió otra forma de ganar dinero a costa de los usuarios de su versión gratuita: permitir que sus clientes de pago usen la potencia de procesamiento de tu dispositivo – básicamente, vende tu ancho de banda para ganar dinero.

En realidad el servicio afirma hacerlo en su web, aunque lo dice de un modo mucho más positivo:

Imagen: Según la web de Hola: «Hola genera beneficios vendiendo una versión comercial del servicio Hola VPN a empresas (a través de nuestra marca Luminati). Esto es lo que nos permite que Hola siga siendo gratis para nuestros usuarios de PC y Mac. Los usuarios que quieran disfrutar de la red Hola sin contribuir con sus recursos pueden hacerlo uniéndose al servicio premium de Hola por 5$ al mes (o 45$ al año)».

Lo que no mencionan es que Luminati es conocida por haber sido usada al menos en un ataque de botnet.

Un ataque de botnet consiste en lo siguiente: una gran cantidad de ordenadores individuales se infecta con malware que permite que sean controlados a la vez para llevar a cabo un ataque. Dicho con otras palabras, unos ciberdelincuentes tomaron el control de todos los ordenadores de la red de Hola (es decir, de todos los ordenadores que pertenecen a los usuarios de la versión gratuita).

Y ni siquiera estamos seguros de que se haya tratado de un incidente único. Actualmente no existe ninguna medida implementada para monitorizar cómo los usuarios de Luminati abusan de la red, haciendo de ella la herramienta perfecta para los ciberdelincuentes.

En resumen, al usar el servicio VPN gratuito de Hola no sólo permites a la empresa vender la potencia de procesamiento de tu dispositivo sino que también permites potencialmente que ésta sea utilizada para fines nefastos.

No tienes que pagar un riñón para contar con una buena VPN

Afortunadamente, no todos los servicios premium son caros. Por ejemplo, NordVPN , una de las VPNs más populares del mercado, tiene precios realmente competitivos y a menudo ofrece descuentos.

También puedes echar un vistazo a otras de las mejores VPNs a continuación. Todas conseguirán que eludas bloqueos geográficos, tienen altas velocidades y ofrecen la seguridad y privacidad que esperas de una VPN.

¿Fue útil? ¡Compártelo!
¡Espera! Nord ofrece 70% de descuento en su VPN