Los días de las tareas escritas a mano, libros de texto impresos e informes en papel ya han pasado; en el siglo XXI, el aprendizaje es digital. Los estudiantes suelen hacer la tarea, comunicarse con compañeros, comprobar sus notas e investigar a través de Internet. Internet agiliza la capacidad de estudiar de los alumnos y...