¿Las VPN son legales? ¿Dónde son legales?

¿Son legales las VPN? Respuesta corta: sí. De hecho, en sus comienzos las VPNs se utilizaban para proporcionar una red segura a grandes empresas y organizaciones, pero también se pueden usar para actividades ilegales o poco recomendadas, y éstas dan a las VPNs una mala reputación, llegando algunos países incluso a prohibirlas por este motivo. Profundizamos en el tema y analizamos dónde está permitido su uso. Compartir

Antes de elegir un proveedor de VPN, lo primero que viene a la mente es si éstas son legales o no. Se trata de una pregunta muy común que aparece a diario en los foros y, dadas las implicaciones de saltarse una ley, es buena idea conocer la respuesta en detalle.

Sin embargo, la respuesta depende de cada país. Algunos, como Rusia y China, han declarado que las VPN son ilegales; otros aún permiten su uso.

Antes de meternos de lleno en la legalidad de las VPN, es importante saber que aunque usar una VPN sea legal, no está permitido realizar ninguna actividad ilegal con ella. Si haces algo ilegal a través de una VPN estás sujeto a la legislación de tu país y serás juzgado. Por tanto, aunque una VPN ayuda a ocultar tu identidad, acciones como vender drogas, material con copyright o distribuir virus sigue siendo ilegal y puedes meterte en líos.

Muchas personas tienen la impresión de que las VPN no están permitidas ya que, por desgracia, algunos las usan con fines ilegales. Nada más lejos de la verdad; existen tantos usos legítimos de una VPN que, sencillamente, éstos restan importancia a los aspectos negativos. A continuación verás algunos de los usos más comunes de una VPN:

  1. Organizaciones de gobiernos y corporaciones usan las VPN para asegurar su lugar de trabajo. Para éstos, añadir una capa extra de seguridad para proteger sus datos confidenciales constituye algo importante, ya que una brecha significaría una pérdida de propiedad intelectual o económica importante. En entornos más seguros, como en una banca de inversión, a los empleados no se les permite acceder a su ordenador de trabajo desde casa; en su lugar usan una VPN con tecnología RSA de seguridad adicional para garantizar la seguridad de los datos de la entidad.
  2. Aquellos a quienes concierna su privacidad utilizan las VPN para mantener su anonimato y poder escapar de las miradas indiscretas de gobiernos y otras organizaciones. Algunos escritores y periodistas escriben sobre temas “incisivos”, y usar una VPN les protege de posibles represalias. Otros no quieren que los motores de búsqueda guarden un seguimiento de su historial de búsquedas y les muestren anuncios personalizados. Usar una VPN garantiza que tu dirección IP sigue siendo segura y que los buscadores no podrán identificar a la persona detrás de ella.
  3. Usar WiFi pública se considera peligroso en lo que respecta a tus datos personales. La WiFi pública solo debería usarse para navegar por Internet, y nunca para realizar transacciones u operaciones importantes. Es increíblemente fácil espiar, hackear o contaminar tu conexión con malware. Usar una VPN para que tus datos circulen por una red asegurada te protegerá mientras usas una WiFi pública no segura.
  4. Si usas servicios VOIP, es importante saber que hoy en día es bastante fácil espiar ese tipo de comunicación. Si te preocupa el hecho de que alguien pueda espiarte, deberías utilizar una VPN.
  5. Una VPN sirve para saltarse restricciones geográficas. Por ejemplo, es posible acceder a servicios como Netflix o HULU desde fuera de EE.UU., así como a cualquier otro servicio específico de un país determinado. Ten en cuenta, no obstante, que se trata de terreno pantanoso. No es común que estos proveedores de servicios denuncien a una persona en particular, pero están en su derecho de banear tu cuenta y restringirte el acceso a su contenido en el futuro.

En lo que respecta a la seguridad cuando se utiliza una VPN, la mayoría de los proveedores protegen a sus usuarios con una política estricta de no guardar ningún registro. Esto significa que no rastrean tu información ni monitorizan tu actividad en Internet. Esta política tiene como objetivo que los gobiernos no puedan obtener tu información incluso si algún día declaran por ley que los proveedores de VPN deben facilitarles la misma.

Sin embargo, la mayoría de proveedores tienen que obedecer a las autoridades del país donde han registrado su empresa, por lo que puede que faciliten archivos de registros a organismos encargados del cumplimiento de las leyes. Para contrarrestarlo, algunos proveedores de VPN tienen su sede en países en los que no existe este tipo de leyes o éstas son muy débiles y tienen lagunas legales. De este modo, cumplen la ley a la vez que no están sujetos a ninguna ley que les obliga a facilitar información.

Como mencionamos anteriormente, la legalidad de una VPN difiere de un país a otro. Aunque EE.UU., Canadá y el Reino Unido permiten el uso de VPN, otros países no. A continuación observamos los países en los que el uso de una VPN está total o parcialmente prohibido:

  1. China: Es ilegal utilizar una VPN en China. Los proveedores de VPN pueden seguir ofreciendo sus servicios si obtienen una licencia del gobierno, pero las condiciones que tienen que cumplir van en contra de los mismísimos objetivos de usar uno.
  2. Iraq: Para poder rastrear y detener al Estado Islámico, Irak prohibió por completo el uso de las VPN. Aunque la intención podrá ser buena, trae consigo la incomodidad y el malestar de sus ciudadanos.
  3. EAU: Usar una VPN en los EAU te puede salir caro, ya que las multas son muy severas (hasta de 412.240 £). El motivo principal de esta prohibición es el uso de servicios VOIP, los cuales reducen exponencialmente los ingresos de las compañías de telecomunicaciones; el gobierno ha adoptado esta medida para ayudar a estas industrias.
  4. Turquía: El gobierno turco ha bloqueado varias páginas web, incluyendo las de proveedores de VPN, para contener el uso de redes sociales.
  5. Bielorrusia: En 2015, siguiendo los pasos de Rusia, Bielorrusia decidió bloquear el uso de Tor y de servicios VPN. Los ISPs deben bloquear todos los servicios que aparecen en la lista negra del gobierno.
  6. Omán: Este país bloquea y censura información de manera activa, incluyendo Internet, por lo que el uso de una VPN también está restringido.
  7. Irán: La ley en cuanto al uso de una VPN dice que se pueden utilizar, pero sólo aquellos con licencia del gobierno. Otro caso claro en contra de los motivos para usar una VPN.
  8. Rusia: El gobierno ruso aprobó una ley que prohibe las VPN. Puedes leer más sobre la historia del caso ruso aquí.

Esta no es una lista completa, y las leyes cambian constantemente, por lo que siempre es buena idea comprobar la legislación de tu país. Nuestra página de información actualizada contiene todas las noticias actuales sobre la censura en Internet y las VPN.

La mayoría de países permite utilizar una VPN, por lo que no deberías tener ningún problema mientras no hagas nada ilegal con este.

Mi opinión personal respecto al tema es que estoy a favor de la neutralidad en la red y creo que Internet debería estar disponible para cualquiera. No debería haber ninguna restricción o favoritismo por parte de los ISP en lo que respecta al conteniendo de Internet al que ofrecen acceso. Internet debe ser algo transparente, útil y justo para todos.

Implementar medidas como bloquear una VPN sólo es señal de un problema mayor. Este debe solucionarse de raíz, y no se deberían aplicar prohibiciones sin sentido que afectan a la libertad de las personas.

¿Fue útil? ¡Compártelo!
Compartir en Facebook
Twitear esto
Compártelo si crees que Google no sabe suficiente sobre ti