La mayoría de LGBTQs son víctima de ciberbullying. Aquí aprenderás a mantenerte segur@ en Internet

En vpnMentor realizamos una encuesta en la que preguntamos a 695 personas LGBTQ+ de todo el mundo sobre su experiencia en Internet relacionada con su orientación sexual e identidad de género. Los resultados, a los cuales hacemos referencia en todo este artículo, sacaron a la luz las cuestiones vitales a las que se enfrente la comunidad LGBTQ+.

Aquí tienes algunos datos de lo que descubrimos:

  • EL 73% de todos los encuestados de todas la categorías de identidad de género y orientación sexual ha recibido ataques personales en Internet.
  • EL 50% de todos los encuestados de todas la categorías de identidad de género y orientación sexual ha sido víctima de acoso sexual en Internet.
  • En lo que a orientación sexual se refiere, las personas asexuales son las que menos seguras se sienten en Internet, y los hombres gay los que más.
  • En cuanto a identidad de género, las mujeres transgénero son las que menos seguras se sienten en Internet, y los hombres cisgénero los que más.
  • Las mujeres transgénero son las que tienen más probabilidades de resultar expuestas contra su voluntad en la red.

+Para ver los resultados completos, ver el apéndice.

Como expertos en el campo de la ciberseguridad, nuestra misión es ofrecer estrategias prácticas para lidiar con la adversidad, la intolerancia y el abuso en Internet, y es por eso que hemos creado esta guía.

Tanto si eres parte de la comunidad LGBTQ+ como si simplemente eres un aliado, esperamos que esta guía te resulte útil.

Encontrar una comunidad online

Moverse por una sociedad heterosexual y cisgénero puede ser difícil para los miembros de la comunidad LGBTQ+. Alienad@s por su familia, condenad@s por su comunidad y aislad@s de sus amigos, muchas personas LGBTQ+ acuden a Internet en busca de solidaridad.

Sólo con el clic de un botón pueden escapar sus alrededores físicos y transportarse inmediatamente a un lugar lleno de personas tolerantes y afines. En la red pueden buscar orientación sobre cómo salir del armario, haer preguntas sobre temas específicos y comprender mejor su sexualidad e identidad de género.

Dicho de forma sencilla, Internet permite que exista una sensación de comunidad entre las personas LGBTQ+ independientemente de la distancia que las separe.

“Internet y las redes sociales son fundamentales para que las personas se puedan conectar a información y otras personas de la comunidad LGBT+”, afirma Mara*, una persona bisexual/pansexual.** “Les ofrece un espacio en el que pueden encontrar aceptación, una comunidad y apoyo. Es muy importante mantener vivas estas conexiones.”

Dado que el índice de suicidios entre los jóvenes LGBTQ+ es considerablemente superior al de sus homólogos heterosexuales y cisgénero, Internet, literalmente, puede salvar vidas.

“Hay una gran cantidad de grupos de apoyo que ayudan mucho, a mí realmente me salvaron la vida y me hicieron mucho más fácil la búsqueda de mi identidad“, cuenta Mariela, lesbiana.

“Internet claramente es un gran recurso para compartir información y conectar a nuestra desatirculada comunidad, especialmente en áreas rurales”, afirma Blair, una persona GQ/no-binaria.*** “Mucho de mi identidad trans lo detecté a través del lenguaje al que accedía y leyendo otras historias de trans en Internet.”

El lado oscuro de la web

Internet también puede ser un lugar intimidante y peligroso. Simplemente echa un vistazo a los comentarios en cualquier publicación viral en redes sociales y verás una gran cantidad de insultos y agresión desviada.

Teniendo en cuenta el hecho de que una gran parte de estos comentarios hostiles incluyen ofensas homófobas e incluso a veces bifóbicas, Internet es especialmente amenazante para la comunidad LGBTQ+.

“Creo que hay mucha intolerancia dentro de la comunidad LGBTQ”, explicó Gill, una lesbiana GQ. “Yo he sido atacada más por otros miembros de la comunidad que por personas de fuera”.

Debido a esta realidad tan fea, creemos que es fundamental que todas las personas LGBTQ+ sepan cómo defenderse y protegerse en Internet. Ese es el motivo de que hayamos creado esta guía para minimizar la exposición personal al bullying y al acoso de Internet.

Para nosotros es importante descatacar que parte de los consejos aquí ofrecidos están dirigidos a aquell@s que no se sienten suficientemente segur@s para salir del armario o prefieren no revelar ciertos aspectos de su identidad si se sienten amenazad@s. De ningún modo es una recomendación de permanecer ocult@.

También queremos hablar de las desventajas de ir a lo seguro. Según nuestra encuesta, aunque las personas autoidentificadas como gay respondieron sentirse más seguros online, algunos creen que se debe a que son demasiado cuidadosos con lo que hacen en Internet.

“No he tenido ninguna experiencia negativa en la red”, explica Harris, GQ y gay. “Porque me he esforzado mucho en no ponerme en situaciones donde podría ser víctima de ataques. Estos esfuerzos adicionales me ayudan a estar seguro en Internet, aunque tienen un precio.”

Nosotros esperamos que algún día nada de esto se dé, y que todas las personas, independientemente de su orientación sexual e identidad de género, se sientan seguras para expresarse libremente y sin miedo en Internet del modo que consideren adecuado.

El ciberbullying es una experiencia prácticamente universal

Según nuestro estudio, el 73% de las personas LGBTQ+ informan haber sido atacadas o acosadas personalmente en Internet. Estos incidentes suelen tener que ver con la crítica o el ataque de la identidad sexual o de género de una persona.

Shauna, una encuestada lesbiana, cuenta: “una mujer comentó una publicación que compartí en una red social sobre que mi naturaleza gay era una fase temporal y que si encontraba a Jesús sería convertida como ella.”

“Antes de que Facebook filtrara los mensajes de las personas que no son tus amigos, solía recibir mensajes en los que me llamaban tortillera o cosas similares”, añade Dylan, una persona no-binaria.

El abuso no siempre es verbal; a veces pueden llevar incluso a violencia física. Según Zsófia, una lesbiana GQ/no-binaria que vive en Hungría, “en 2012 mi perfil de Facebook fue publicado (junto al de muchos otros miembros de una comunidad LGBTQ+ húngara) en el sitio web de un grupo de ultraderecha. La lista tenía el nombre de “lista de maricas” (“köcsög lista” en húngaro).”

Además de estos asaltos de fanáticos y extremistas religiosos y políticos, descubrimos que la mayor parte del acoso que sufrieron las personas encuestadas fue de naturaleza sexual.

“He recibido imágenes de penes cuando buscaba compañer@ de piso o cuando publicaba mi número de teléfono tras haberse perdido mi gato. Algunos hombres también me han dicho que la bisexualidad es una fase y que necesito un buen rabo para curarme”, explica Jamie, bisexual y no-binario.

Esto le ha ocurrido a muchas personas de la encuesta, incluso llegando a contar docenas de encuestad@s que han recibido fotos pornográficas no solicitadas o mensajes vulgares o sexualmente explícitos.

“Publiqué una foto en la que decía que ojalá pudiera quedarme con la boca cerrada, y muchas personas ofrecieron su pene para llenármela”, cuenta Tamika, una lesbiana GQ.
“He recibido amenazas de muerte no sólo hacia mi sino hacia mi familia”, cuenta Nova, una mujer asexual transgénero. Bullying desde fuera y dentro de la comunidad. Estoy tan horrorizada con lo que me han dicho que hasta he abandonado las redes sociales.”
Algunas personas asexuales describieron sentirse amenazadas por conocidos no-asexuales que se niegan a aceptar la asexualidad como una orientación válida. Algun@s de estos hombres, mujeres y personas GQ o no-binarias suelen acusar a las personas asexuales de tener un interés sexual latente o “aún por desarrollar”.

“La gente cree que puede curar mi asexualidad envíandome fotos sexuales o repitiéndome constantemente que todo el mundo tiene deseo sexual y que sólo tengo que esperar a que me llegue”, dice Elijah, GQ y asexual.

A pesar de recibir contenido o comentarios sexualmente inapropiados muchos encuestados restaron importancia a su acoso e incluso justificaron el comportamiento “por ser normal”.

Pero no tienes que aceptar “lo normal”; siempre hay formas de filtrar el abuso.

Almost All LGBTQ+ People Face Online Harassment

Ciberbullying en redes sociales

Hoy en día, las redes sociales son nuestra principal forma de comunicarnos en Internet, y para las personas LGBTQ+. especialmente las que no reciben apoyo de sus familias o amigos, las redes sociales podrían ser el único lugar donde pueden encontrar una comunidad que ofrezca apoyo y se preocupe.

Por desgracia, las redes sociales también están plagadas de incidentes de bullying. Estudios han demostrado que, debido a que el no tener que enfrentarse a la víctima cara a cara hace sentir valientes a muchos abusadores, el bullying es mucho más habitual en Internet que en la vida real.

Investigaciones también han demostrado que el ciberbullying causa depresión, y muchas víctimas caen en mecanismos que les ayudan a digerir el asunto, como drogas, alcohol o autolesiones.

Aunque no hay forma de que alguien evite que los abusadores hagan bullying, existen modos de protegerte de ellos, mitigando las repercusiones de los incidentes de ciberbullying.

A veces es tan sencillo como bloquear y denunciar a los abusadores para que no tengas que interactuar con ellos nunca más.

How to Block People on Social Media

Si el problema continúa, también tienes la opción de denunciar el abuso a la plataforma – aunque, por desgracia, los administradores de éstas no siempre toman las medidas necesarias contra los abusadores.

Otras formas de silenciar a los fanáticos  

Cuando bloquear a alguien en Internet no es una opción, puedes tomar otras medidas para limitar tu exposición a ellos. Cualquiera de las siguientes estrategias te puede ayudar a tomar el control en Internet:

  • Elimina manualmente comentarios a tus publicaciones.
    La mayoría de plataformas te permite borrar comentarios determinados, por lo que puedes eliminar las respuestas ofensivas rápidamente.
  • Denuncia el incidente a la plataforma.
    Si no quieres que sea obvio que fuiste tú quien tomó medidas, denunciar te permite informar del incidente anónimamente para que la empresa de la plataforma pueda tomar las medidas necesarias.
  • Crea listas y grupos privados.
    La mayoría de redes sociales te permite crear mensajes, publicaciones o grupos privados. Puedes incluir a las personas en quienes confíes y mantener las conversaciones potencialmente delicadas lejos de los abusadores.

Ciberbullying en foros  

Los foros suelen ser un modo fantástico de interactuar con tu comunidad, pero a menudo pueden ser un catalizador para que surjan discusiones que pueden volverse feas. No es raro que las personas LGBTQ+ sean víctimas en foros públicos sólo por cómo se identifican.

Las personas LGBTQ nunca deberían estar obligadas a ocultar su identidad, pero por desgracia el mundo puede ser un lugar muy feo, y algunas personas podrían optar por mantener privada cierta información con el fin de mantenerse a salvo.
Los siguientes detalles son algunos que deberías considerar evitar transmitir cuando te comuniques con personas que no conoces.

  • Dirección e información de contacto: Una cosa es el ciberbullying, pero que un agresor sepa dónde vives o cómo contactarte puede ponerte en peligro físico. Nunca compartas esta información con nadie en Internet a menos que conozcas a la persona personalmente y sea a través de un chat cifrado. Incluso información general, como el pueblo o la ciudad donde vives, puede ser utilizada para encontrarte, por lo que callártela podría ser la opción más segura.
  • Nombres reales:
    La gente puede rápidamente unir cabos y descubrir quién eres y quiénes son tus amigos, por lo que algunas personas optan por utilizar pseudónimos y referirise a sus amigos con pseudónimos en sus publicaciones. Es fácil adoptar este sencillo hábito y te permitirá contar con una privacidad considerable, al mismo tiempo que sigues pudiendo compartir tus experiencias y opiniones.
  • Enlaces a redes sociales:
    Si comentas en foros, considera no vincular tu cuenta de redes sociales o al menos configurar ésta para que sea privada. Aunque una cosa es ser atacad@ verbalmente en un hilo de una plataforma, tus cuentas de redes sociales suelen tener mucha más información personal sobre ti que podría llevar el abuso a un nivel mucho mayor.

L@s que no han salido del armario están en riesgo de sufrir chantaje

Aunque cada vez más personas se sienten cómodas para salir del armario, muchas otras, por desgracia, no se sienten suficientemente seguras para hacerlo. Hay cibercriminales esperando para aprovecharse de la situación y en busca activa de víctimas a las que chantajear y extorsionar. Por ese motivo, es importante saber cómo mantener privada cierta información si así lo decides.

La mayoría de plataformas de Internet ha empezado a tomarse en serio la privacidad y ofrecer ajustes que permiten ocultar parte o la totalidad de la información de algunos usuarios.

Controlar tu identidad durante una transición y después  

Para muchas personas transgénero, el periodo de transición puede ser una época extremadamente vulnerable. Para aquell@s que quieran mantener en privado parte o la totalidad de su transición, la posibilidad de que alguien saque el asunto a la luz es una de las mayores amenazas a su seguridad en Internet. De hecho, el 26% de las mujeres transgénero y el 21% de los hombres afirman haber sido expuest@s contra su voluntad.

Algunas de las personas que encuestamos compartieron historias de cómo sus amigos y compañeros de clase revelaron maliciosamente su identidad de género en redes sociales o incluso les chantajearon.

Según Dante, un hombre transexual bisexual/pansexual, “La persona [que me chantajeó] dijo que compartiría mi información personal (identidad de género y orientación sexual) si no hacía ciertas cosas.”

Para evitar ser expuest@s, lo cual podría crear una dinámica familiar hostil, hacerles perder su trabajo o instigar toda una serie de mensajes de ataque, much@s prefieren vivir en un ambiente de secretismo.

Jolene, una mujer lesbiana transgénero, dicen: “Vivo con ello en secreto. Oculto mi orientación sexual e identidad de género en la red.”

Dado que la mayoría de la gente tiene transiciona cuando ya es adulta, es muy probable que ya tengan una presencia online que l@s presente con el género con el que nacieron. Como resultado, aquell@s que temen ser chantajead@s o expuest@s involuntariamente suelen optar por eliminar de Internet su anterior identidad.

Por ejemplo, Bianca, una blogger trans, creó una comunidad online de ayuda a otras personas en la misma situación que ella. Sin embargo, eventualmente la cosa la llevó a no poder conseguir empleo y alimentar a su hijo. Según ella: “Entonces me encontré con la realidad. Al mundo no le gustan los trans, y no entienden la causa ni el efecto.” Por ese motivo tomó la decisión de eliminar de su presencia online todo lo relacionado con su identidad trans.

Del mismo modo, Yahel, un hombre trans, al participar en un foro para el que trabajaba fue víctima de abuso inmediatamente: “Empezaron a publicar hilos que decían que era una chica y que tenía una enfermedad mental; utilizaban el pronombre ‘ella’.”

Afortunadamente, como era miembro del personal pudo bloquear a los usuarios ofensivos.

Sin embargo, también descubrió los límites de su capacidad: “cuando dejé mi cargo como miembro del personal para centrarme en mis estudios, el abuso continuó y no pude hacer nada al respecto. Cuando informé de ello, nadie hizo nada al respecto.”

Si te encuentras en una situación similar y tienes miedo de las consecuencias de exponder tu transición, tienes la opción de modificar tu “persona” de Internet.

Cómo reinventar tu identidad de Internet

  • Borra tus cuentas de redes sociales y crea unas nuevas que reflejen tu género verdadero. Empieza a publicar más fotos para que tengas recuerdos que allanen el terreno.
  • Contacta con los sitios web que te presenten con tu género asignado y solicita que eliminen y actualizan la información sobre ti – puedes buscar lo que circula por la red por ti mism@ buscando en Google.

Si no quieres tomar estas medidas porque perderías tus seguidores o lista de contactos, podrías optar por actualizar tus cuentas existentes.

  • Si te has cambiado el nombre, actualízalo en todas las cuentas.
  • Borra o desetiqueta fotos antiguas de tus cuentas de redes sociales.
  • Contacta con sitios web, amigos y seguidores para que borren o te desetiqueten de cualquier imagen de la que no puedas desetiquetarte tú.
  • Crea fotos, vídeos y publicaciones nuevas que reflejen tu verdadera identidad.
  • También es bueno saber que en algunas redes sociales como Facebook tienes la opción de elegir un género personalizado.

Afortunadamente, con una mayor visibilidad trans, cada vez más personas son abiertas y están orgullosas sobre su transición. Alex es una mujer trans a la que le resultó sencillo salir del armario. Según ella: “Cambiar mi identidad de Internet fue muy sencillo para mi porque ya me rodeaba de personas que me apoyaban. Por tanto, cuando cambié todo, no cogió a nadie de sorpresa.”

Aunque también sufrió algo de odio, especialmente en redes sociales, por ser abierta y contar con el apoyo de sus amigos, le resultó más fácil hacer oídos sordos a lo negativo. Además, decidió no eliminar las fotos que la presentaban con el género con el que nació e incluso dijo que ello pareció ayudar a sus padres a hacerse a la idea de su transición.

La decisión de ser abiert@ en Internet es muy personal y nadie debería sentir la presión de revelar más o menos de lo que se sienta cómodo revelando. Tú deberías decidir lo que es mejor para ti.

El mundo de las citas cuando uno es diferente a los demás 

Las citas a partir de plataformas online son una gran parte de las relaciones modernas. Aplicaciones, sitios web de citas y redes sociales son plataformas donde la gente de cualquier género y orientación puede conocerse, quedar para dar un paseo o enamorarse. Además, pueden ser especialmente útiles para personas de minorías sexuales que quieren encontrar compañer@ en un mundo ampliamente cis-hetero.

Muchas de las personas que entrevistamos que tienen relaciones felices y largas conocieron a sus compañer@s en Internet.

Ronnie encontró al amor de su vida en la red. “Un día decidí hablar con alguien que me parecía totalmente fuera de mi liga. Tras un par de semanas hablando, ella me pidió una cita […] hoy, 6 meses después, estóy locamente enamorado.”

Por desgracia, los sitios de Internet de citas pueden estar plagados de acoso sexual.

En la encuesta que realizamos, más del 50% de l@s encuestad@s que se identificaron como gays, lesbianas, asexuales o bisexuales/pansexuales había sufrido acoso sexual online.

Estudios similares han revelado que el acoso sexual afecta a un tercio de los jóvenes LGBTQ – cuatro veces más que a la juventud cis-hetero.

Ese es el motivo de que sea tan importante protegerte en Internet. Tener citas debería ser divertido, así que echa un vistazo a los siguientes consejos para que pueda seguir siendo así.

Consejos de seguridad para citas a partir de Internet  

Conocer en persona a alguien que has conocido online podría ser potencialmente arriesgado. Incluso si la otra persona parece ser legítima, no hay forma de garantizar la autenticidad de su identidad; incluso si es la persona que dice ser, no sabes cómo podría reaccionar o comportarse en un encuentro en persona.

Aunque esto no debería detenerte y evitar que conozcas gente nueva, es importante tener una estrategia para estar segur@ en caso de que la situación se complique.

  • No quedes en casa; no quieres que los desconocidos sepan dónde vives hasta que te parezca que merecen tu confianza. Podría parecer inconveniente, pero serás mucho menos vulnerable.
  • Cuenta a un amig@ todos los detalles de la cita, incluyendo con quién vas a quedar y a qué hora probablemente vayas a estar de vuelta.
  • “Pregunta por Ángela” o utiliza un código similar. Por todo el mundo, la gente utiliza códigos que te permiten pedir ayuda discretamente en bares o restaurantes en caso de que no te sientas segur@ durante una cieta. Investiga las opciones que puedes usar en el local antes de quedar con tu cita.
  • Utiliza aplicaciones que avisan a la policía como SafeTrek (más a continuación), las cuales te permiten informar a la policía de tu ubicación y avisarles de que necesitas ayuda sin tener que hacer una llamada. Sólo pulsando un botón puedes avisar a las autoridades sin que la otra persona se entere.
  • Investiga lo suficiente antes de quedar en persona. La mayoría de la gente tiene una presencia en redes sociales extensa que puedes usar para validar su identidad. Si no la encuentras sabrás que deberás ser más cuidados@ de la cuenta durante tu cita – o podrías decidir pasar de la cita.

Aplicaciones de citas seguras

A medida que cada vez más personas dependen de sus smartphones, las aplicaciones de citas han sustituido en gran medida a los sitios web de citas tradicionales. Algunas de éstas atraen a usuarios que sólo están buscando un revolcón (y si eso es lo que estás buscando, ¡genial!), mientras que otras están más enfocadas a encontrar relaciones a largo plazo.

Sea como sea, los usuarios son vulnerables a los mismos peligros, incluyendo acoso o asalto sexual.
Afortunadamente existe una gran cantidad de aplicaciones diseñadas para que tu experiencia de citas sea mucho más segura. Estas incluyen plataformas de citas online con medidas de seguridad integradas, así como programas intuitivos que pueden monitorizar tu seguridad cuando has salido a la calle.

  • Taimi: Citada como la mayor y más segura aplicación de citas para hombres que busquen hombres, Taimi permite a los usuarios “hacer amigos, encontrar al hombre perfecto o formar relaciones serias.” Emplea inicio de sesión seguro, como mediante huella dactilar o autenticación de dos factores, y tiene un bot de IA que verifica las cuentas y detecta los usuarios fraudulentos (perfiles falsos).
  • LGBTQutie: Esta sencilla aplicación anima a cultivar relaciones con fundamento y amistades, en lugar de únicamente encuentros sexuales impersonales. Está enfocada en la inclusividad, apoyando a usuarios asexuales, no-binarios, pansexuales e intersexuales, así como a otros miembros LGBTQ.
  • Scissr: Dirigida especialmente a lesbianas, Scissr promete ser un espacio seguro para las mujeres. Prioriza encontrar perfiles falsos al dar con ellos y borrarlos antes de que puedan causar problemas. Además de su servicio de citas, también ofrece a los usuarios una comunidad donde pueden compartir y discutir diferentes asuntos con personas de intereses similares.
  • Chappy: Chappy pretende eliminar el estigma de las aplicaciones de citas gays. Requiere que los usuarios se verifiquen a través de Facebook y borra automáticamente todas las imágenes que no incluyan una cara. También requiere que los usuarios se seleccionen unos a otros antes de que puedan enviarse mensajes, lo que reduce significativamente la posibilidad de acoso. Además, te alerta si alguien intenta sacar una captura de pantalla de tu perfil o fotos.

Sexting seguro  

Con el aumento en la popularidad de las aplicaciones de citas, el sexting se ha vuelto un fenómeno común. Así, muchas personas tienen nudes en su teléfono (fotos en las que aparecen desnudas).

Tanto si te sacas estas fotos para ti mism@ o para otros, no puedes ignorar que si caen en las manos equivocadas, el resultado podría ser inómodo o, en algunos casos, tener consecuencias devastadoras en tu vida personal o profesional.

Intercambiar fotos picantes puede ser divertido, y queremos que te lo pases bien. Simplemente asegúrate de tomar precauciones.

Aplicaciones para guardar tus fotos de forma secreta

Existen ciertas aplicaciones que puedes utilizar para aumentar la seguridad y almacenar tus fotos íntimas en una parte bloqueada y asegurada de tu teléfono. Las siguientes aplicaciones ofrecen esto:

  • KeepSafe: KeepSafe ofrece un modo fácil de proteger tus imágenes. Simplemente transfiere tus fotos íntimas a la aplicación y las protegerá con contraseña.
  • Gallery Lock Lite: Esta aplicación es una galería de imágenes bloqueada. También cuenta con un modo invisible, el cual oculta por completo el icono de la aplicación – sólo puedes acceder a ella a través de una secuencia de comandos específica.
  • Best Secret Folder: Esta aplicación de privacidad te permite ocultar la app (y tus fotos) por completo, ya que aparece en tu teléfono como una “carpeta Utilidades”, la cual no resulta sospechosa ni llama la atención.
  • KYMS: KYMS ofrece las características estándar de un álbum bloqueado pero va un paso más allá al mostrarse en el menú del teléfono como una calculadora. Mientras nadie coja tu teléfono para hacer algunos cálculos, tus fotos secretas estarán ocultas.
  • Vaulty: Además de ofrecer protección a tus fotos, Vaulty también viene con una serie de utilidades de edición. Además, puedes recuperar tus imágenes desde otro dispositivos si pierdes tu teléfono.

 

Haz que tus fotos se autodestruyan

No suele haber necesidad de almacenar tus fotos de desnudos en el teléfono. Una vez enviadas a su destinatari@, posiblemente no las quieras para nada. Existen muchas aplicaciones que te permiten sacar y enviar fotos y después las destruyen automáticamente de ambos teléfonos tras un tiempo determinado. Estas plataformas permiten un sexting genuinamente seguro:

  • Snapchat
  • StealthChat
  • Wickr
  • Kaboom
  • BurnChat

Sin embargo, haz de saber que existen formas de evadir estas medidas – la persona que recibe las fotos podría sacar una captura de pantalla o almacenarlas de algún otro modo. Nunca hagas sexting con alguien en quien no confíes.

Cómo no ser hackeado  

Por desgracia, el robo físico no es el único modo de obtener acceso a tus fotos e información privada. Los hackers se están volviendo increíblemente sofisticados y pueden encontrar tu información íntima sin que te des cuenta.

El mejor modo de protegerte de hackers consiste en implementar varias capas de protección online.

  • Instala software antivirus que te alerte si descargas spyware accidentalmente en tu teléfono. El spyware intercepta tus archivos, contraseñas y actividad en Internet y envía todo al hacker.
  • Descarga sólo aplicaciones de fuentes conocidas. Algunas aplicaciones no oficiales son caballos de troya de malware. Si un programa infectado entra en tu teléfono, puede permitir acceder a tys mensajes y fotos fácilmente a un tercero.
  • Actualiza tus aplicaciones con frecuencia ya que éstas suelen incluir parches que corrigen fallos de seguridad.
  • Utiliza autenticación de dos factores (2FA) en todas tus cuentas para que sea más difícil que cibercriminales accedan a tus archivos mediante ataques de fuerza bruta. Esto requiere un código adicional de una plataforma externa, como a través de SMS o email, por lo que no podrán conseguir entrar en tu cuenta (a menos que haya conseguido hackear varias de tus cuentas).
  • Utiliza siempre una VPN cuando te conectes a redes públicas no seguras. Las redes Wifi abiertas no cifran los datos, por lo que otros usuarios pueden ver y acceder a tus archivos. También existen puntos de conexión fraudulentos creados intencionadamente para conseguir tus datos. Utilizar una VPN cifrará tu tráfico y arreglará el problema por completo. Si no estás seguro de cuál utilizar, aquí te mostramos algunas de nuestras favoritas.

Evitando insinuaciones y acercamientos sexuales no deseados

Todo el mundo puede recibir insinuaciones y acercamientos sexuales no deseados, desde fotos ilícitas a peticiones de naturaleza sexual. Sin embargo, las personas LGBTQ+ a menudo tienen riesgos adicionales.

Por ejemplo, si eres trans, no es poco común ser bombardeado de preguntas íntimas sobre tus genitales y experiencias sexuales o que te pidan relaciones sexuales a cambio de dinero.

Según nuesta encuesta, al comparar las experiencias de personas de diferentes identidades de género, las mujeres transgénero son las que menos seguras se sienten en Internet, y los hombres cisgénero los que más. La encuesta también reveló que las personas transgénero suelen ser un fetiche debido a su género. A much@s les han pedido que se desnuden frente a personas cis bajo la excusa de ser para aprender sobre el tema.

Dean, un hombre transgénero, cuenta: “Un compañero de secundaria me pidió verme desnudo para poder comprender mejor a los trans… incluso después de haberle dicho que se informara por su cuenta. Luego comenzó a hacer comentarios de naturaleza sexual.”

Asimismo, las parejas lesbianas suelen recibir insinuaciones no deseadas de hombres hetero que han convertido sus relaciones en un fetiche, y las mujeres bi a menudo son percibidas como mujeres hipersexuales y abiertas a cualquier tipo de encuentro.

“Suelen ser comentarios ignorantes del estilo ‘¿Quieres hacer un trío?’ “, cuenta Priya, bi.

Hannah, otra mujer bisexual, descubrió que en plataformas como Tinder existen “cazaunicornios”. Ella los define como “personas que buscan mujeres bisexuales con las que tener tríos”, y nos dio un ejemplo:

“La experiencia que más recuerdo fue un email que recibí de un perfil de una pareja. Estaban buscando una chica con la que tener un trío, y parece que yo cumplía los requisitos de la chica que estaban buscando. En realidad el email fue bastante correcto, y me preguntaba si me interesaba y si querría conocerles.”

Sin embargo, la falta de conversación y de interacción humana antes de una oferta así hizo que se sintiera deshumanizada.
Es importante destacar que no todas las interacciones incómodas llegan al nivel del acoso. Especialmente en los sitios web de citas, donde much@s buscan aventuras de una noche, lo que alguien podría calificar de rebasar los límites podría ser una oferta interesante para otra persona. Si la interacción cae en ese área gris, tendrás que tomar una decisión sobre cómo proceder.

Recuerda también que no es tu trabajo educar a la gente si no quieres. Aunque es verdad que algunas personas actúan desde la ignorancia y sin maldad, ayudarles a ver la luz requiere un cierto esfuerzo emocional que no debes a nadie.

Dicho esto, aquí tienes algunos pasos que puedes tomar en caso de darse situaciones en las que te sientes incómod@:

  • Si decides responder, informa a la persona problemática que está siendo ofensiva y explica cómo. Quién sabe; quizá entienda su error y se disculpe por haberse pasado de la raya.
  • Si la persona está siendo totalmente grosera e inaceptable pero aun así quieres responder de algún modo, puedes decirle que si continúan tendrás que denunciarl@ a la plataforma. A veces una simple amenaza es suficiente para que los trolls de Internet se echen atrás.
  • Si no estás interesad@ en discusiones, simplemente bloquea su cuenta y denuncia el caso a la plataforma a través de la cual te estás comunicando.
  • Si el acoso persiste o pasa a niveles mayores y temes por tu seguridad, informa a la policía. Aunque las autoridades no suelen responder adecuadamente en los casos de acoso online, podría merecer la pena intentarlo, e informar de un incidente al menos pone en marcha un procedimiento oficial que podría ser útil más adelante.

A pesar de una cada vez mayor visibilidad y aceptación, algunas personas LGBTQ siguen sufriendo discriminación en su lugar de trabajo.

En EE.UU., en 28 estados sigue siendo legal despedir a alguien debido a su orientación sexual, y por motivo de identidad de género en 30 estados.

“Me preocupa que el hecho de que se sepa mi identidad sexual pueda dañar mi carrera”, exclamó Courtney, una mujer bisexual.
Estas cifras son realmente asombrosas a estas alturas, pero muestran por qué es tan importante conocer tus derechos.

Conectar con compañeros en redes sociales

De ningún modo debería nadie sentirse presionad@ para seguir en el armario. Dicho esto, aquell@s que temen sufrir acoso o discriminación deberían saber cómo mantener su vida profesional separada de la personal si así lo deciden.

¿Qué ocurre si un compañero del trabajo te pide amistad en Facebook o te sigue en Instagram? ¿Lo bloqueas o ignoras la solicitud, con la potencial dinámica incómoda o incluso confrontación que podría darse?

Si te sientes presionad@ y obligad@ a aceptar una solicitud de alguien con quien no estás cómod@, existen modos de filtrar lo que la persona puede ver. La mayoría de plataformas te permite personalizar quién puede ver cada publicación, por lo que puedes variar la información que compartes con ciertas personas. Aquí te mostramos cómo hacerlo en las redes sociales más populares:

How to Change Your Privacy Settings on Social Media

Cómo combatir el acoso y el prejuicio en el trabajo

Sufrir acoso o discriminación en tu trabajo podría ser emocionalmente abrumador. Especialmente en la actualidad, con todo en Internet, podrías sufrir acoso de tus compañeros de trabajo. Sin embargo, eso no significa que no puedas tomar medidas:

  • Documenta cada una de las interacciones relevantes y recopila pruebas que puedas presentar a Recursos Humanos o a tu abogado.
  • Utiliza tu teléfono para grabar conversaciones potencialmente problemáticas para que tengas evidencias de primera mano de lo que ocurrió.
  • Si tienes alguna prueba en tus emails, asegúrate de copiar y pegar o sacar una captura de pantalla del contenido y guardarlo en otro lugar; tu jefe podría borrar o editar mensajes que existan en el interior del sistema de la empresa. Lo mismo en cuanto a Slack u otros chats online.
  • Busca a alguien en quien confíes para que te ayude a recopilar la documentación. Tener un testigo aumentará la credibilidad de tus acusaciones.
  • Si RR.HH. no se toma tus acusaciones en serio, encuentra un tercero con el que puedas contactar para que el caso siga adelante.
  • Conoce tus derechos. Ser capaz de nombrar legislación y pautas específicas sobre la discriminación te ayudará a tener confianza en el enfrentamiento.

Consejos para padres de jóvenes LGBTQ+

Si eres padre o madre de un hijo LGBTQ+, es fundamental informarte en profundidad de seguridad online.

Los jóvenes diferentes son especialmente vulnerables al abuso y la depresión, principalmente debido a que tienen menos capacidad que los adultos para organizar sus vidas y encontrar una comunidad que les apoye.

Es importante estar siempre involucrad@ en la vida de tu hijo y ser consciente de su salud mental en todo momento. Al mantener un diálogo abierto y monitorizar su actividad online puedes ayudar a que se mantenga segur@.

Asimismo, si descubres que tu hij@ es diferente pero aún no te lo ha contado, es importante no reñirle y alterarte. En vez de ello, ten un diálogo abierto e incorpora afirmaciones sobre la comunidad LGBTQ que ayudarán a tu hij@ a sentirse cómod@.

Ten en cuenta también que es más importante ESCUCHAR que hablar. Pregunta qué necesita y qué medidas está tomando para protegerse en Internet. Existen muchos recursos para apoyar a los jóvenes LGBTQ y a sus padres, por lo que anímate y conecta con otras personas.

A continuación mostramos una lista de organizaciones que ofrecen una gran cantidad de recursos para jóvenes LGBTQ y sus seres queridos.

Organizaciones de apoyo para jóvenes LGBTQ y sus familias

  • It Gets Better: Creada por la pareja casada Dan Savage y Terry Miller, It Gets Better empezó como una campaña en redes sociales que ofrecía esperanza a jóvenes LGBTQ+ que sufrían bullying y prejuicios. Hoy en día es una red internacional con numerosos socios.
  • GLAAD: GLAAD fue fundada como respuesta a la cobertura difamatoria de la epidemia de sida de los ochenta. Hoy juega un papel fundamental en cuanto a hacer frente a narrativas problemáticas de mediso tradicionales y anima al diálogo sobre los asuntos LGBTQ+.
  • Born This Way: Esta fundación fue creada por Lady GaGa y su madre a raíz del éxito de la canción del mismo nombre. La organización tiene como objetivo apoyar y fortalecer a los jóvenes a través de investigación y al conectarles con recursos de salud mental.
  • FFLAG: Siglas de Families and Friends of Lesbians and Gays, el objetivo principal de esta organización sin ánimo de lucro es ofrecer apoyo y compartir información con familiares y amigos de personas LGBTQ+. Además de ofrecer recursos también conecta a los miembros con grupos y contactos locales.

 

Blogs y foros útiles

También puedes encontrar unfinidad de blogs y foros en los que se habla de los problemas y se comparten experiencias personales. Algunos blogs populares para jóvenes LGBTQ+ y sus padres son:

  • Mumsnet – Foro de padres y madres de hij@s LGBT
  • Gay Christian Network Forum
  • Transparenthood.net
  • Parentingjeremy.com
  • Raisingmyrainbow.com

Relaciones abusivas con jóvenes LGBTQ+

Los estudios muestran que la juventud LGBTQ+ tiene más factores de riesgo relevantes que ningún otro grupo de jóvenes.

A menudo ocurre cuando l@s niñ@s o jóvenes proceden de familias homófobas/transfóbicas que no les ofrecen el apoyo que necesitan y que se merecen. L@s jóvenes que se ven obligados a seguir en el armario debido a miedo a represalias por parte de sus padres están especialmente en riesgo de sufrir chantaje y extorsión sexual.

“Cuando era más jóven e Internet era más despiadado, un hombre me amenazó con venir a mi casa y contárselo a mis padres a menos que yo le enviase fotos”, cuenta Giselle, una mujer transgénero asexual. “No tenía adónde ir y creí que un desconocido iba a contar todo a mis padres”.

En casos extremos (que desgraciadamente no son poco comunes), l@s jóvenes sin apoyo familiar acaban en la calle y a menudo se ven obligad@s a prostituirse para poder sobrevivir. Según Gil Fishhof, director de la Human Rights Youth Organization: “estos niños acuden al sexo como modo de adquirir las necesidades básicas que damos por hecho, como comida, ropa y un techo.”

Incluso aquell@s que no se prostituyen pueden ser vulnerables a adultos que se quieren aprovechar de ell@s creando una relación de “sugar daddy” (amante mayor) con alguien jóven que se puede manipular fácilmente. Al explicar algunas de las razones potenciales por las que l@s jóvenes que se identifican como LGBTQ+ podrían acabar en relaciones así, Fishhof dice: “los jóvenes tienen menos probabilidades de decir que no en estas situaciones ya que sienten que necesitan validar su identidad sexual. Esto allana el terreno para que se dé el asalto sexual.”

En estas situaciones, la responsabilidad de cuidar a l@s jóvenes recae sobre los padres, madres y tutores. Es especialmente importante mantener un diálogo abierto sobre el uso de Internet y asegurarse de que l@s menores no acceden a la comunidad de citas de adultos.

Las siguientes aplicaciones 18+ son algunas de las que l@s menores de edad no deberían utilizar:

  • Tindr
  • Grindr
  • Zoosk
  • HER
  • Hotornot
  • Badoo
  • Skout

Si tu hij@ o alguien joven que te importe utiliza una de estas apps, ten una conversación con él/ella y asegúrate de que entiende los riesgos de las relaciones con adultos.

Dicho esto, aunque el diálogo abierto y honesto siempre es la mejor opción para enseñar a tu hij@ sobre seguridad, si crees que es necesario y tienes la capacidad de hacerlo, también podrías bloquear por completo el uso de estas aplicaciones en sus dispositivos.

Un modo de hacerlo consiste en utilizar software de control parental.
Este te permite bloquera aplicaciones, así como monitorizar la actividad y los mensajes. Pueden ser tan intrusivas o no intrusivas como desees, por lo que puedes encontrar el equilibrio entre respetar la privacidad de tu hij@ y mantenerl@ a salvo.

Los siguientes son programas de control parental muy buenos:

  • Norton Family Premier: Disponible por sí mismo o como extensión de la Norton Security Suite, esta aplicación de control te permite establecer “normas de la casa” en cada dispositivo. Éstas pueden establecer límites de tiempo, restricciones de aplicaciones y filtros de menores de 18.
  • FamilyTime: FamilyTime está disponible en la mayoría de sistemas operativos y te permite monitorizar y gestionar el uso de Internet de tu hij@, dándote acceso a registros telefónicos y de ubicación y permitiéndote bloquear aplicaciones e implementar geofencing.
  • Qustodio: Esta opción te permite establecer límites de tiempo individuales en cada aplicación o bloquearlas por completo. También es sencillo monitorizar los mensajes de texto y llamadas de tu hij@ a través del panel de administración.
  • Net Nanny: Net Nanny es un software premiado que ofrece analítica en tiempo real, monitoriza la actividad y evita que los usuarios accedan a contenido de edad inapropiada.
  • Pumpic: Específicamente diseñado para dispositivos móviles, Pumpic te ofrece acceso remoto al dispositivo de tu hij@ y te permite bloquear o moderar el contenido que ve. Ofrece registros de su actividad, calendario, contactos y mensajes.

Esperamos que te haya sido de ayuda

En un mundo perfecto, las personas LGBTQ+ no tendrían mayores riesgos en Internet y serían libres de expresarse como quisieran. Lamentablemente, las normas sociales no cambian lo suficientemente rápido y aún nos queda mucho antes de llegar a ello. Por desgracia, esto significa que las personas LGBTQ+ tienen que tener más cuidado, especialmente en Internet.

Esperamos que nuestra guía te ayude a tomar el control de las interacciones de Internet y te haga sentir más segur@, al mismo tiempo que te empodera y te permite disfrutar completamente de los aspectos digitales de tu vida personal, profesional e íntima.

*Todos los nombres se han cambiado para proteger la privacidad de las personas.
*A los efectos de nuestra encuesta, las categorías bisexual y pansexual fueron combinadas.
***A los efectos de nuestra encuesta, las categorías genderqueer y no-binarios fueron combinadas.

Apéndice

Acoso en Internet

A l@s encuestad@s se les preguntó: “¿Alguna vez has sido atacad@ personalmente o acosad@ en Internet?”

Respuesta Resultado
No 27%
73%

 

Acoso sexual en Internet

A l@s encuestad@s se les preguntó: “¿Alguna vez has recibido mensajes de texto/imágenes/insinuaciones de naturaleza sexual no solicitados en Internet?

Orientación sexual Resultado
Asexual
No 57%
43%
Bisexual/Pansexual
No 50%
50%
Gay
No 49%
51%
Lesbiana
No 51%
49%
Queer
No 41%
59%

 

Seguridad según orientación sexual

A l@s encuestad@s se les preguntó: “En general, ¿cómo de segur@ te sientes en Internet?” Respuestas en una escala del 1 al 5, siendo 5 “muy seguro” y 1 “nada seguro”.

Orientación sexual Número de encuestados Respuesta media
Asexual 37 3.49
Lesbiana 138 3.50
Queer 58 3.52
Bisexual/Pansexual 248 3.56
Gay 112 3.63
Hetero 4 3.75
Total 597 3.552763819

 

Seguridad según identidad de género

A l@s encuestad@s se les preguntó: “¿Cómo de segur@ te sientes en Internet?” Respuestas en una escala del 1 al 5, siendo 5 “muy seguro” y 1 “nada seguro”.

Identidad de género Número de encuestados Respuesta media
Mujer transgénero 23 3.217391304
Hombre transgénero 43 3.441860465
Genderqueer/No-binari@ 116 3.50862069
Mujer cisgénero 276 3.565217391
Hombre cisgénero 138 3.65942029
Total 596 3.553691275

 

Exposición en contra de la voluntad según identidad de género

A l@s encuestad@s se les preguntó: “¿Alguna vez has sido expuest@ en Internet en contra de tu voluntad?”

Orientación sexual Resultado
Hombre cisgénero
No 89%
11%
Mujer cisgénero
No 88%
12%
Genderqueer/No-binari@
No 84%
16%
Hombre transgénero
No 79%
21%
Mujer transgénero
No 74%
26%

 

¿Fue útil? ¡Compártelo!
Compartir en Facebook
Twitear esto