Que no todos los navegadores son iguales es un hecho, y determinar cuál es el más seguro no es tan sencillo como podría parecer. Existen muchos aspectos a tener en cuenta: ¿cuál es la postura de la empresa en cuanto a la privacidad? ¿Qué tecnología de rastreo emplea? ¿Qué hace con la información que recopila?...